El Comercio

El Vetusta pone el candado a su meta

El portero Alfonso Herrero detiene un balón durante una de las sesiones de trabajo.
El portero Alfonso Herrero detiene un balón durante una de las sesiones de trabajo. / ELOY ALONSO
  • El equipo de Luis Arturo es, junto al Cacereño y el Don Benito, el único equipo de categoría nacional que no ha recibido ningún gol

Los equipos filiales suelen caracterizarse por un juego alegre y, a veces, algo irregular por la juventud de sus componentes, aunque, en el caso del Vetusta esta temporada, está sorprendiendo por su solidez defensiva. Los discípulos de Luis Arturo, después de seis jornadas, no han encajado ni un solo gol. En todo el fútbol de categoría nacional solo hay otros dos equipos que no han visto perforada su portería esta campaña: el Cacereño y el Don Benito, ambos en el grupo XIV de Tercera División, aunque en su caso solo llevan disputadas cinco jornadas.

El filial ovetense ha tenido un muy buen inicio de temporada y ocupa la tercera posición, empatado a puntos con los dos primeros, el Sporting B y el Covadonga. El único encuentro en el que se le escaparon puntos fue en el primer encuentro de la temporada, ante el Colunga, ante el que empataron sin goles.

El trabajo defensivo es de todo el equipo, pero siempre se suele mirar a la portería. En el caso del filial ovetense, en ella debuta este año Alfonso Herrero, que llegó procedente de la cantera del Real Madrid. El portero toledano fue titular en cinco de los seis encuentros disputados hasta el momento y únicamente se perdió el compromiso ante el Praviano, ya que viajó con el primer equipo para el encuentro de Copa del Rey ante el UCAM Murcia. La meta del Vetusta la defendió entonces Santi Sánchez, también llegado esta temporada al club ovetense, procedente precisamente del Praviano.

Alfonso Herrero, que se entrena con el primer equipo habitualmente, reconoce que no es algo habitual en un segundo equipo esta solidez. «Normalmente, los filiales son equipos que empiezan con mal pie, porque se tienen que hacer, tienen gente joven y hay que adaptarse unos a otros y suele costar». Sin embargo, en el caso del Vetusta, destaca que «trabajamos muy bien todos». «Lo más importante es que es un equipo muy solidario, todos nos ayudamos y cuando uno falla está otro compañero para solucionarlo», hace hincapié.

«Aprender mucho»

El joven portero reconoce que se encuentra muy bien en la ciudad y en el equipo. «Soy de Toledo, que es parecido a Oviedo y me encuentro muy a gusto», dijo el meta, que dice estar cómodo tanto en los entrenamientos con el primer equipo como jugando en el Vetusta. «Juego con el filial y así tengo minutos y cojo sensaciones y confianza, que me viene muy bien». Sobre los entrenamientos con el primer equipo, comentó que «entrenar con gente de primer nivel sirve para aprender mucho». «Esteban y Juan Carlos son dos profesionales muy buenos, muy buenas personas, y estoy encantado de estar con ellos trabajando y aprendiendo», explicó.

Respecto a la imbatibilidad, también reconoció el trabajo de Santi en el partido ante el Praviano. «Me comentaron que estuvo muy bien», dijo, al tiempo que destacó que «en el filial tenemos un muy buen grupo con gente joven, pero también algunos con experiencia que siempre tratan de ayudar a los demás».