El Comercio

Desarme en El Requexón

El delantero oviedista Steven gana la posición a Luis Nuño.
El delantero oviedista Steven gana la posición a Luis Nuño. / ÁLEX PIÑA
  • El Oviedo B y el Langreo empataron sin goles en un encuentro en el que los sistemas defensivos de ambos equipos minimizaron las virtudes ofensivas de su rival

El Oviedo B y el Langreo empataron sin goles en un partido que tuvo dos partes diametralmente opuestas, ya que en los primeros 45 minutos hubo oportunidades para ambos. Quizás la más clara para los langreanos con un remate al travesaño de Nacho Calvillo, pero también la tuvieron los azules, con un inseguro Adrián Torre, que finalmente salió indemne del desafío individual con Steven.

Las defensas se impusieron a los atacantes en el séptimo partido consecutivo que el filial oviedista terminó imbatido. Los de Luis Arturo volvieron a poner el candado a su portería y suman 630 minutos sin encajar un tanto. El conjunto dirigido por Hernán Pérez llegó a El Requexón con el propósito de poner fin a esa racha y lo intentó principalmente a balón parado. En las jugas de estrategia logró generar sensación de peligro, pero sus remates no encontraban los tres palos.

De una primera parte entretenida y vistosa se pasó a una segunda mucho más trabada. Con el balón sin dueño y escasas acciones de peligro, al desarrollo del choque le costaba encontrar ritmo por los múltiples parones provocados por el colegiado de la contienda, el gijonés Casielles Fernández, para mostrar cartulinas amarillas. Ambos equipos se mostraron muy sólidos sin balón y terminaron saldando su enfrentamiento con un empate sin goles, un resultado que representa el cuarto empate en el mismo número de choques a domicilio de los de Ganzábal, que continúan sin conocer el triunfo lejos de su feudo.

El filial oviedista se vio relegado a la cuarta plaza por el triunfo en el último suspiro del Avilés, pero continúa en los puestos de 'play off' de ascenso. Un cuarteto de cabeza que continúa a tres puntos para el Langreo, ahora ubicado en la séptima posición de la tabla.