El Comercio

Quini debuta en el otro El Molinón

fotogalería

Recta final. Tras varios meses de laborioso trabajo, el proyecto coordinado por Javier Grela para construir una reproducción de El Molinón, con figuras de Playmobil y un tamaño aproximado de cincuenta metros cuadrados, encara su tramo definitivo, engalanado con la presencia de Quini. / J. C. Román

  • 'El Brujo', Arturo Fernández y José Luis Garci se unirán esta semana como padrinos constructores a la reproducción del estadio gijonés dirigida por Javier Grela

Protagonista de infinidad de tardes de gloria sobre el césped de El Molinón, Quini también asumirá un papel destacado en la reproducción pormenorizada del estadio gijonés que se está realizando con figuras de Playmobil en el Centro de Encuentros y Creatividad de El Entrego. «Es la persona que queríamos por lo que representa para el sportinguismo», indica Javier Grela, al frente de un ambicioso proyecto en el que se espera batir el récord mundial de 'clicks' empleados para la construcción de la maqueta.

«La idea es que ponga el balón en el terreno de juego», expone acerca de la visita de 'El Brujo' al centro de operaciones de una iniciativa que continúa ganando adeptos por su originalidad. El exseleccionador nacional Vicente del Bosque ha sido el último en unirse a la lista de padrinos constructores, iniciada por el presidente de la Federación de Peñas Sportinguistas, Jorge Guerrero, y continuada por Cundi y Luis Enrique. Una lista de renombre que esta semana engrosarán el actor Arturo Fernández y el oscarizado director de cine José Luis Garci. «Lo que más les atrae es que se trata algo diferente», explica sobre ese creciente respaldo Grela, encargado de reproducir todos los detalles del estadio más antiguo de España y sus aledaños.

El escultor Vicente Santarúa es el encargado de confeccionar a escala la estatua de Preciado en un laborioso proyecto que ya encara su recta final. «Se levantarán las techumbres y tras colocar los focos se pasará a los bajos comerciales. Lo que más tiempo va a llevar son los detalles», explica Grela, encargado de coordinar un equipo de veinte personas en el que «todos tienen la ilusión de aportar».