El Comercio

Bussmann.
Bussmann. / CAUDAL DEPORTIVO

Un partido con premio

  • El Caudal visita al Toledo en un partido que puede llevar al conjunto mierense a jugar contra un equipo de competición europea

El Caudal se encuentra a tan solo noventa minutos de marcar un nuevo hito en su historia reciente. El equipo mierense visita esta tarde (19 horas) el Salto del Caballo para medirse al Toledo en la tercera eliminatoria de la Copa del Rey. En juego, el pase a los dieciseisavos de final y el premio gordo de medirse a uno de los siete equipos de Primera División que juegan en Europa.

Los mierenses deberán doblegar al conjunto toledano que dirige el exjugador del Valladolid, Barcelona, Cádiz y Rayo Vallecano, entre otros, Onésimo Sánchez. Un rival que llega a la cita de hoy como líder del Grupo II de Segunda B, tras imponerse al Real Madrid Castilla el pasado fin de semana en competición liguera.

El técnico caudalista Iván Ania, que recupera a Bussmann para la portería y podría formar con Braulio como titular en la punta de ataque, ha querido llevarse para esta cita a toda la plantilla, incluso al lesionado Ernesto. La idea es hacer piña para, juntos, lograr estar en el bombo del sorteo del próximo viernes.

De este modo, el entrenador carbayón podría formar hoy en el municipal de Toledo con un once formado por Bussmann bajo palos; con Cristian y Noel Alonso como laterales, y con Saavedra y Colo como pareja de centrales. Óscar Pérez y David González ocuparían el doble pivote, Félix Quero actuaría por la derecha, Jaime por la izquierda y Javi Sánchez como mediapunta, mientras que Braulio se ubicaría en la punta como hombre más adelantado.

Un equipo sólido en casa

En el conjunto manchego, que ha sumado en competición liguera trece de los últimos quince puntos en juego, Onésimo no podrá contar para el choque con el lesionado Barranco, pero recupera con respecto al partido del domingo ante el filial 'merengue' al capitán Carlos de Lerma. Todo un baluarte para el conjunto verde en el centro del campo.

Una de las claves del buen arranque de temporada del Toledo es la solidez en casa. En el Salto del Caballo, solo el Navalcarnero ha logrado arrancar un empate. Además, en seis partidos -contando tanto los choques de Liga como los de Copa del Rey- no ha recibido ningún gol.