El Comercio

El caudalista Braulio encara al guardameta Manolo.
El caudalista Braulio encara al guardameta Manolo. / OPTASPORT

El Toledo frena la aventura caudalista

  • El conjunto mierense queda eliminado de la competición tras salir goleado del Salto del Caballo por el equipo manchego

El Caudal se despide de la Copa del Rey tras caer goleado en el Salto del Caballo ante el Toledo por 4-1. El conjunto mierense dispuso de sus opciones, pero dos tantos a balón parado mediada la segunda parte de los toledanos fulminaron su sueño de seguir vivo en la competición del KO.

En un partido tenso, emocionante y vistoso, el Toledo se impuso al Caudal y avanza hacia los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. El conjunto toledano esperará en el bombo de mañana a un conjunto de la Liga de los que juegan en Europa. Los de Mieres tuvieron sus opciones, sobre todo, tras empatar por mediación de Jaime. Pero los dos goles a balón parado encajados en la segunda parte fueron demasiado golpe para el combinado asturiano.

El partido comenzó con un fuerte ritmo y el Caudal fue el conjunto que avisó primero, pero sin suerte. La réplica local llegó gracias a dos remates de Roberto García que se marcharon fuera, por poco, de la portería defendida por Chema.

En el minuto 35, el Toledo disfrutó de su mejor ocasión hasta entonces. Carlos de Lerma envió un pase hacia Lolo Plá, pero el delantero extremeño no superó al meta Chema, quien abortó la ocasión valientemente.

Al final del primer tiempo, Braulio estuvo a punto de marcar el primer tanto del partido, pero no acertó en su intento. Quien sí lo hizo fue el montenegrino Zarko, de volea, justo cuando a punto estaba de finalizar el primer tiempo. Incluso hubo tiempo para otro gol. Justo en el añadido una volea de Braulio Nóbrega terminó en saque de esquina. La jugada posterior la finalizó Jaime con un latigazo que se alojó en el fondo de las mallas.

El segundo tiempo se inició con la misma tónica del primero. Partido abierto y, sobre todo, vistoso. Pero la moneda cayó para el lado local al no aprovechar el conjunto mierense sus ocasiones. El 2-1 lo logró Toni Sánchez de implacable lanzamiento de falta directa. El Caudal, entonces, se marchó decidido en busca de la igualada, hecho que aprovechó el Toledo para aumentar su renta. Jordan fue derribado dentro del área caudalista y la pena máxima la transformó Lolo Plá.

Con el partido ya roto por el 3-1, el Toledo comenzó a gustarse y a desplegar su mejor fútbol. La rúbrica final la puso Pablo González, al marcar a puerta vacía en el minuto 89.