El Comercio

El Betis examina a un Real Madrid obligado a reaccionar

  • El Barcelona recupera a Messi para enfrentarse a un Deportivo que ha logrado empatar en sus dos últimas visitas al Camp Nou

Después de encadenar cuatro empates consecutivos, tres en Liga y uno en 'Champions', Zinedine Zidane atraviesa su peor momento como técnico del Real Madrid diez meses después de asumir el cargo. Superado el parón en el torneo de la regularidad, motivado por los partidos de las selecciones nacionales, el técnico francés confía en el trabajo, la humildad y la intensidad como premisas clave para recuperar la senda de los triunfos, esta tarde (20.45 horas) ante el Betis en el Benito Villamarín.

El preparador marsellés entiende que un campo difícil y un rival complicado como el Betis suponen una ocasión ideal para «demostrar que el Madrid está bien». Fundamental, a su juicio, «volver a hacer todo para ganar, entrar fuerte al partido y no dejar al rival la oportunidad de realizar su trabajo». «No soy un mago, sólo creo en el trabajo, la seriedad y el compromiso de todos los jugadores. Les veo a todos muy metidos y para mí eso es suficiente», enfatizó Zidane durante su comparecencia de ayer en Valdebebas.

Su homólogo en el Betis, Gustavo Poyet, tratarán de buscarle los puntos débiles en defensa al Real Madrid y para ello ya cuenta con toda su plantilla disponible, tras recuperarse de sus lesiones el central Aïssa Mandi, el medio Jonas Martin y el delantero Tonny Sanabria, aunque sólo el defensa parece que podría formar parte del once inicial. Un panorama mejor que el de un rival que sigue sin jugadores clave en el centro del campo como Casemiro y Luka Modric. Zidane se plantea alguna variante que parta desde el indiscutible Toni Kroos. Al no estar tampoco James, compiten por dos puestos el croata Mateo Kovacic y los españoles Marco Asensio e Isco Alarcón, que precisa cuajar un buen partido para acallar las críticas y silenciar los rumores sobre una posible marcha en el mercado de invierno.

Para frenar la mala racha frente a un rival que se le ha atragantado las dos últimas temporadas en el Camp Nou regresa Messi. Luis Enrique ya se ha encargado de avisar a sus jugadores: «No sólo por los dos resultados de las dos últimas temporadas, sino también por el hecho de que volvemos a retomar la competición después de que los jugadores se hayan ido con las selecciones. Tendremos que estar atentos ante un Deportivo que juega bien, que encaja pocos goles y que sabe a lo que juega».

Con su estrella de vuelta, el conjunto 'culé' deberá superar al cuadro coruñés para no verse alejado de sus rivales directos en la lucha por el título liguero. Gaizka Garitano, técnico blanquiazul, ha recordado la ausencia del goleador Lucas Pérez, clave en los últimos duelos entre ambos en el Camp Nou y ha deseado que Messi retrase su reaparición «porque es el mejor del mundo y siempre es mejor que el mejor no juegue como rival». Cuando el duelo entre catalanes y gallegos concluya comenzará (18.30 horas) el del líder, el Atlético, que recibe en su feudo al Granada, con la intención de afianzarse al frente de la tabla.