El Comercio

Adiós a la mala racha bilbaína

Muniain, autor del primer gol local, junto a sus compañeros.
Muniain, autor del primer gol local, junto a sus compañeros. / EFE

El Athletic remontó ayer en San Mamés a la Real Sociedad (3-2) y acabó con su mala racha en el más clásico de los derbis vascos, un choque ante el vecino donostiarra que el conjunto bilbaíno llevaba sin ganar cuatro temporadas.

El equipo de Ernesto Valverde se vio rápido por debajo en el marcador por un gol de David Zurutuza superado el cuarto de hora, pero, en la segunda mitad, encontró el talento de Iker Muniain y Aritz Aduriz, combinado con un grieta en la salida de balón visitante para dar merecidamente la vuelta a un choque que pareció dejar visto para sentencia Iñaki Williams con el 3-1, pero al que dio vida Iñigo Martínez con el 3-2 a diez minutos del final.

Y hasta pudo empatar la Real sobre la hora, pero William José no atinó con el no demasiado complicado remate que le pedía un centro desde la derecha de David Concha. E incluso en un córner en los últimos instantes con Rulli en el área rival, que cayó en fuera de juego tras un barullo dentro del área.

Por cierto, los tantos de Muniain, Aduriz -que ya lleva cinco en Liga- e Iñigo Martínez, fueron golazos merecedores de verse repetidamente.

Con este triunfo, el Athletic fortalece su posición europea y queda a un solo punto de la Liga de Campeones y a tres del liderato.

La Real Sociedad, por su parte, perdió la ocasión de auparse a la parte alta de la clasificación y permanece en mitad de la tabla casi a la misma distancia del descenso como de Europa.