El Comercio

Un Caudal con dos caras sucumbe ante el Coruxo

  • Los pupilos de Iván Ania firmaron un primer tiempo muy serio, pero en el segundo se vieron superados por un conjunto local liderado por Hugo y Pibe, que entraron desde el banquillo para llevar a su equipo a la remontada

El Caudal cayó ayer en Vigo ante el Coruxo en un partido que comenzó ganando con un golazo de Javi Sánchez en la primera parte. Los pupilos de Iván Ania firmaron un primer tiempo muy serio, pero en el segundo se vieron superados por un conjunto local liderado por Hugo y Pibe, que entraron desde el banquillo para llevar a su equipo a la remontada con un gol y una asistencia cada uno junto a un tanto de Camochu. Es la cuarta derrota consecutiva fuera de casa para el equipo de Mieres que, no obstante, sigue fuera de los puestos de peligro.

El encuentro comenzó con el equipo local acaparando el dominio de la posesión ante un Caudal muy bien plantado. Los minutos transcurrían sin muchas visitas a las áreas, salvo una internada de Caloi a pase de Pedro Vázquez que Súper cortó cuando el centrocampista redondelano se disponía a rematar. Fue el conjunto de Mieres el que golpeó primero, cuando Javi Sánchez recibió en el pico izquierdo del área, recortó hacia dentro e incrustó el balón en la escuadra de Alberto Domínguez con un fantástico golpeo.

El plan de Iván Ania había dado sus frutos y su equipo ya estaba por delante. El Coruxo insistió por la banda izquierda con balones largos a Camochu pero su única ocasión llegó al filo del descanso con un remate fuera de Quique Cubas. Acto seguido, el Caudal respondió con un libre indirecto dentro del área por una cesión de Alberto García a Alberto Domínguez. La ejecución de Javi Sánchez se estrelló contra la barrera.

En el segundo tiempo cambió el decorado, sobre todo a partir de la entrada de Hugo y Pibe, que revolucionaron el partido con su ilusión y dinamismo. El propio Pibe empató el encuentro cuando le robó la cartera a Óscar Pérez y marcó a puerta vacía tras driblar a Bussmann. El tanto fue un mazazo para el equipo visitante, que diez minutos después veía cómo se le escapaba la posibilidad de puntuar con un gol de Camochu a centro de Hugo.

El propio Hugo cerró la remontada en el minuto 78 con un tanto muy similar, esta vez con un centro desde la izquierda de Pibe.

Temas