El Comercio

Jiménez 'ficha' por el club de sexagenarios rojiblancos

Arriba, desde la izquierda, José Manuel, Ramón, Manolo, Joaquín, Redondo, Claudio, David Cano, Jiménez, con su tarta, Cundi, Morán y Míner. Y, agachados, Eraña, Chus Abad y Castaño.
Arriba, desde la izquierda, José Manuel, Ramón, Manolo, Joaquín, Redondo, Claudio, David Cano, Jiménez, con su tarta, Cundi, Morán y Míner. Y, agachados, Eraña, Chus Abad y Castaño. / D. ARIENZA
  • «Mientras tengamos algo de gasolina, hay que seguir haciendo deporte», indica el exfutbolista, que cumple hoy 60 años

Está como un roble. Él y los de su quinta. El exfutbolista Jiménez cumple hoy 60 años y lo celebró ayer con los integrantes del equipo de veteranos del Sporting. Entre bromas, alguna canción y arropado por amigos y compañeros, el zaguero gallego sopló las velas del destacado aniversario en los prolegómenos de un partido amistoso disputado en Mareo ante un equipo de empleados de Nissan, uno de los patrocinadores del club rojiblanco.

«De momento, mientras tengamos algo de gasolina, hay que seguir haciendo deporte, que es lo que más nos gusta», asegura Jiménez, vestido de corto para saltar al terreno de juego. Aunque los compromisos particulares dificultan que los veteranos se reúnan con frecuencia para disputar partidos, siempre disfrutan al máximo cuando logran juntarse un buen número de ellos. Y ayer no fue la excepción.

Jiménez, que disputó 448 partidos (entre Liga, UEFA y Copa) como rojiblanco entre 1979 y 1991, mantiene muy buenos recuerdos de su etapa profesional: «Vine aquí siendo un crío, con 20 años, y en Gijón pasé los mejores años de mi vida a todos los niveles, tanto personal como deportivo, ya que coincidió con los mejores años del Sporting». Así fue que, tras su retirada profesional, en 1992, se afincó en la ciudad, donde comenzó a trabajar como representante de futbolistas.

El veterano sportinguista, en la actualidad, trabaja junto a Iñaki Eraña en University Sport Expos América, una empresa dedicada a la búsqueda de becas para que jóvenes deportistas, principalmente futbolistas, continúen con sus estudios en universidades norteamericanas.

En referencia al Sporting 2016-2017, Jiménez prevé que «va a ser otro año en el que tendremos que sufrir», pero, eso sí, con un buen final: «Hay mucha gente nueva y necesitan un tiempo para acoplarse. Tengo esperanzas en que este equipo, con ilusión y trabajo, puedan mantener la categoría».

Natural de Villagarcía de Arosa, Jiménez asegura que ve similitudes con el futbolista gallego del Sporting B Juan Rodríguez, procedente del Somozas. «Me recuerda un poco a mí, porque también vine de un equipo gallego, el Arosa, de Tercera», hace hincapié, al tiempo que recuerda que «Claudio y yo vinimos al Sporting con toda la ilusión del mundo y al final tuvimos la suerte de llegar arriba. Juan también lo hizo y está a caballo entre el primer equipo y el filial. Ojalá se pueda quedar muchos años».

Pero no solamente Claudio Silva forma parte de su quinta. Este año mismo ya han pasado a ser veteranos sexagenarios Joaquín y Jorge David, un club al que ya pertenece, entre otros, Cundi y al que pronto se unirá Maceda. Algo tendrá la generación dorada del Sporting que se mantiene en buena forma.