El Comercio

El Caudal quiere la revancha ante el Boiro

Cinco meses después, el Caudal recibe la visita del Boiro (Hermanos Antuña, 12 horas, TPA). Un rival que le privó del ascenso directo la pasada campaña y que en la actualidad, en la categoría de bronce del fútbol español, cuenta con los mismo puntos que los mierenses en la clasificación.

Se van a ver las caras por lo tanto dos viejos conocidos, aunque no tanto. El cuadro gallego presenta numerosas novedades en sus filas. Hasta trece fichajes realizaron los coruñeses este verano y solamente seis jugadores que el pasado mayo celebraron el ascenso en Mieres continúan en el equipo.

Los mierenses llegan a esta cita después de recibir una dolorosa derrota ante el Coruxo en O Vao y con la necesidad de sacar adelante el compromiso de hoy. Tras el partido de este mediodía, los asturianos deberán afrontar dos partidos de forma consecutiva lejos de su feudo, donde el rendimiento del equipo mierense no ha sido demasiado bueno en este comienzo de temporada.

Los partidos lejos del Hermanos Antuña son una de las asignaturas pendientes del Caudal. El otro aspecto a mejorar es la solidez defensiva, ya que el cuadro caudalista es uno de los equipos que más goles recibe del Grupo I de Segunda B y tan solo ha conseguido dejar la puerta a cero en dos ocasiones después de diez jornadas.

Para este compromiso, el técnico local, Iván Ania, recupera al delantero Braulio, ausente la pasada jornada por unas molestias musculares, y también al defensa Noel Alonso, que se perdió los dos últimos partidos por lesión.