El Comercio

El Lealtad paga cara su falta de puntería

  • Los maliayos dominaron el juego en El Plantío, pero dos goles en un minuto del Burgos, que logra su primera victoria, fueron un lastre insalvable

Tuvo que ser el Lealtad, sin merecerlo, quien viviera el primer triunfo de la temporada del Burgos (3-0). El equipo de Roberto Aguirre sucumbió en El Plantío ante un equipo que tuvo mayor efectividad y que castigó la falta de acierto de los asturianos en los primeros minutos de juego, cuando estuvieron muy cerca de ponerse por delante.

Salió, por tanto, bien el Lealtad al césped burgalés, con intensidad, buenas penetraciones por bandas y llegadas peligrosas al área de Aurreko, pero su falta de puntería la acabó pagando.

Sin grandes lujos, el Burgos se fue sacudiendo la inferioridad y equilibró las fuerzas. Así fue como mediada la primera parte encarriló el partido el conjunto castellano. En menos de un minuto (en el 24 y el 25), Adrián anotó dos tantos que descolocaron al Lealtad.

Tras el descanso, los maliayos tomaron el control del juego, pero el Burgos apenas sufrió. Tampoco cuando Aguirre se la jugó al todo por el todo dando entrada a Camporro y Johannesson en lugar de los dos centrales. Un gol metía a los de Villaviciosa en el duelo, pero no llegó. En el tiempo añadido, el Burgos amplió su renta al transformar un penalti.