El Comercio

El Sevilla Atlético se asienta en las alturas

El ovetense Pelayo Novo trata de controlar el balón rodeado de los sevillistas Borja Lasso y Diego González.
El ovetense Pelayo Novo trata de controlar el balón rodeado de los sevillistas Borja Lasso y Diego González. / LFP
  • La victoria del filial sevillista sobre el Elche le sitúa en la segunda plaza de una clasificación comandada por el Levante, que cedió sus primeros puntos en casa

Los aciertos de su extraordinaria dirección deportiva eclipsan la salud de una cantera en la que se comenzó a fraguar el Sevilla capaz de levantar títulos europeos. El vivero del conjunto hispalense ha demostrado en la última década que, si se riega con acierto, es capaz de hacer florecer el talento y así lo está plasmando el Sevilla Atlético, encaramado al segundo puesto de la clasificación tras superar (2-0) ayer al Elche.

Descarado, el filial sevillista volvió a mostrar su fútbol sin complejos en el Sánchez Pizjuán ante el conjunto ilicitano. El internacional español sub 20 Curro puso con un derechazo en ventaja a los de Diego Martínez e Ivi sentenció el choque con un libre directo lateral que sorprendió a Juan Carlos y dejó sin esperanzas al conjunto ilicitano de alcanzar la zona de 'play off' de ascenso.

Una zona de la que se cayó nueve jornadas después el Lugo, próximo rival del Real Oviedo, que llegará al Carlos Tartiere tras haber encadenado su tercera derrota. La provocó un solitario gol de Álvaro García, que aprovechó una asistencia de tacón de Güiza para darle tres puntos al Cádiz que le permiten abandonar la zona de descenso. A ese cuarteto de cola cayó el Numancia tras su derrota (3-0) en Montilivi ante el Girona. El conjunto catalán resolvió el choque en apenas once minutos, lo que tardaron Granell y Portu en aprovechar dos asistencias de Borja García para obtener una cómoda ventaja que incrementó antes del descanso Pere Pons que fusiló a Munir para ajusticiar a un cuadro soriano que acumuló su quinta jornada sin saborear el triunfo.

Zozobra el Numancia y no logra encontrar el rumbo el Nástic, que sufrió un nuevo revés (2-2) en su feudo ante el Mallorca. El cuadro tarraconense cosechó un punto escaso para abandonar la cola de la clasificación y con un sabor amargo después de verse por delante en el marcador en dos ocasiones. Un libre directo magistralmente ejecutado por Juan Muñiz concedió la primera ventaja, que se esfumó nada más iniciarse la segunda mitad por culpa de un tanto de Brandon, un dolor de muelas para el conjunto dirigido por Vicente Moreno.

El joven atacante balear apareció al inicio y al final del segundo acto para firmar un doblete que privó al Nástic de celebrar su primera victoria de la temporada y prolonga la agonía clasificatoria de los catalanes. Más aliviados respiran en Alcorcón, después de que un testarazo de su referente ofensivo, David Rodríguez, pusiese fin a una sequía goleadora de 355 minutos y firmase la victoria 'alfarera' (1-0) ante el Mirandés.

Otro registro que se quebró en la duodécima jornada liguera en Segunda fue el pleno de victorias en el Ciutat de Valencia del Levante, que ayer cedió sus primeros puntos como local con su empate (1-1) ante el Getafe. El conjunto azulón se adelantó con un tempranero gol de Lacen, pero el líder reaccionó antes de llegar el ecuador de la primera mitad y restableció con un tanto de Natxo Insa unas tablas que terminaron siendo definitivas.