El Comercio

Fútbol

El Sporting B mantiene el ritmo

  • El filial rojiblanco golea al Lugones y continúa segundo, a un punto del Avilés

El Sporting B logró una nueva victoria en Mareo -la sexta esta temporada- cimentada en la solidez defensiva y en el acierto de sus hombres de ataque. El filial rojiblanco superó ayer a un Lugones combativo y bien ordenado de inicio, pero que terminó por ceder ante la pegada sportinguista (6-0).

El conjunto dirigido por José Alberto encarriló el duelo en la primera mitad, con un tanto de Jaime Santos y otro de Isma Cerro, de penalti. El propio Isma Cerro, Álvaro, Cifre y Claudio redondearon la goleada en la segunda mitad. Con este resultado, el Sporting B se mantiene en segunda posición, con 26 puntos, a uno del líder, el Avilés.

Entre la niebla, bastante densa por algunos momentos, el Sporting B trataba de llegar al área contraria, sin que el Lugones concediese espacios, aunque con el paso de los minutos las ocasiones comenzaron a caer con frecuencia del lado rojiblanco. El primer tanto se produjo a raíz de una triangulación en la que el balón llegó a la frontal del área, desde donde Jaime Santos sacó un disparo que golpeó en la pierna de un jugador contrario, ganó altura y superó por arriba al meta Herrero.

El Lugones trató de reponerse del gol recibido. En una internada de Wilmer dentro del área rojiblanca, el atacante se fue al suelo y reclamó penalti de Pelayo. No lo parecía.

En el tramo final de la primera parte, Casal derribó a Álvaro dentro del área e Isma Cerro se encargó de transformar en gol la pena máxima.

Tras el descanso, Álvaro contó con una clara ocasión al recibir un balón en largo, pero su lanzamiento ante Herrero se marchó fuera. El conjunto visitante tuvo su oportunidad con el lanzamiento de un libre indirecto dentro del área que se estrelló en la barrera.

El tercer tanto llegó en una gran triangulación rojiblanca, iniciada con una internada de Álvaro dentro del área rival. Su pase hacia el corazón del área lo recibió Cayarga, que le dejó el balón de cara a Isma Cerro para que sacase un disparo ajustado a la escuadra. Álvaro dejó su marca al culminar desde la frontal del área rival una acción personal, tras sacar un disparo raso y ajustado para poner el 4-0.

El filial sportinguista dominaba ya el balón con mucha comodidad y las llegadas a los dominios de Herrero fueron frecuentes en el último cuarto de hora. En una de ellas, Cifre, volcado en el ataque, anotó el quinto tras recibir una dejada dentro del área. Finalmente, Claudio tampoco faltó a su cita con el gol y definió bien ante la salida del meta rival para establecer el sexto.

El Sporting B, que se desplaza este miércoles a Siero, recibirá al Avilés el próximo fin de semana.