El Comercio

El Avilés defiende su fortín ante el Llanes con apuros hasta el último minuto de partido

El Real Avilés mantiene su fortín inexpugnable tras doblegar al Llanes (2-1) con goles de Marcos Torres y Matías, pero lo hizo a costa de volver a poner a prueba la capacidad de sufrimiento de sus aficionados y la suya propia. Los blanquiazules pudieron resolver el partido con margen, pero en la última jugada estuvo muy cerca de irse al traste su victoria con un remate de Cristian que lamió el poste.

Los palos, en dos acciones de Álex Arias, un gol de los llamados 'fantasma' de Jorge Rodríguez y un buen puñado de oportunidades fallidas privaron al equipo de Pablo Lago de un final apacible por lo ajustado del marcador. Pese a todo, el Avilés fue mejor que un Llanes que no dio facilidades.

No era un partido fácil para ninguno de los dos equipos, que se vieron obligados a jugar dos partidos en 48 horas, aunque el Llanes lo tenía peor porque su plantilla es más reducida y acudía al choque con varias bajas por lesión.