El Comercio

Braulio pelea por el balón con un jugador local.
Braulio pelea por el balón con un jugador local. / OPTA

El Caudal paga su falta de acierto ante la Arandina

  • Los mierenses cayeron ante un conjunto burgalés que sacó mucho provecho de las jugadas a balón parado

El Caudal Deportivo cayó (2-0) en su visita a El Montecillo 2-0 ante una Arandina, rival directo en la lucha por mantener la categoría, que suma tres puntos muy importantes que le permiten salir momentáneamente de los puestos de descenso. Los primeros cuarenta y cinco minutos resultaron equilibrados, entre dos equipos que trataban de mantener su apuesta por el fútbol de toque.

La Arandina estuvo algo más entonado en los compases iniciales y en el minuto 8 se le anuló un tanto a Javi López por posible fuera de juego. En el minuto diez respondió el Caudal con una contra conducida por Quero que acabó con un centro a Beto, el remate de éste último rebotó en un defensor cuando el esférico llevaba camino de gol. Omar lo intentó en el 15, pero se topó con una buena intervención de Chechu. Esa oportunidad fue la antesala del primer tanto del partido, obra de Javi López que remató a placer a la salida de un córner sin que en esta ocasión el guardameta local pudiera hacer nada para evitar que el cuero se alojara en el interior de la red.

Tras recibir el gol, el conjunto mierense buscó con más ahínco la portería rival. Noel Alonso dispuso de la ocasión más clara con un lanzamiento que se estrelló contra la escuadra. Ya en el tramo final del primer período, Javi López tuvo la opción de ampliar la renta del conjunto local.

En la segunda mitad el Caudal salió más enchufado buscando el empate. De hecho, dispuso de varios acercamientos con los que pudo haber situado de nuevo las tablas en el marcador. Los de Iván Ania estaban pagando su falta de acierto goleador, mientras que las jugadas a balón parado le volvieron a dar réditos a la Arandina y Ruba consiguió el tanto que dejaba el choque prácticamente sentenciado. Los caudalistas bajaron los brazos y el conjunto burgalés pudo ampliar la renta en el tiempo añadido cuando Jecté, en el minuto 91, tuvo un mano a mano contra Chechu que definió con una defectuosa vaselina.