El Comercio

El Madrid quiere disipar dudas frente al Leganés

  • Morata será titular en sustitución de Benzema, con molestias, y Modric vuelve al equipo 35 días después de su lesión

Partido trampa para el Real Madrid. El conjunto blanco se mide a un recién ascendido, el Leganés, que llega con las primeras urgencias de la temporada y jugará su primer partido en el Bernabéu. Una situación que 'obliga' a los blancos a ganar con soltura. El equipo de Zidane es favorito absoluto a pesar de que tendrá que alinear su enésima defensa de la temporada por las lesiones, que no podrá contar con Benzema y con las malas sensaciones que dejó ante el Legia de Varsovia en la Champions.

El entrenador marsellés afronta el choque con la mejor noticia posible: la vuelta de Luka Modric, que contará con un puñado de minutos 35 días después de su lesión. Una bocanada de aire fresco para el francés, al que un resultado negativo le dejaría en una situación incómoda. De poco sirve llevar 27 partidos invicto.

Uno de los puntos flojos del equipo blanco está siendo el aspecto defensivo. De los 16 encuentros que ha disputado, sólo en dos ha dejado su portería a cero. «Hemos perdido estabilidad, es parte del fútbol que a veces te pone dificultades», señalaba un Zidane que reconocía «no estar preocupado».

La otra novedad blanca será Morata. El delantero, único futbolista que ha jugado todos los partidos de la temporada, tendrá la oportunidad de la titularidad por la lesión de Benzema. Una nueva piedra de toque para el canterano.

Enfrente estará el Leganés, un equipo que ha firmado nueve de sus diez puntos como visitante, pero que encadena tres derrotas consecutivas. Garitano llega con cuatro bajas y la única duda de si apostará por una defensa de cuatro o de cinco hombres.