El Comercio

César controla el balón presionado por Juan Carlos.
César controla el balón presionado por Juan Carlos. / P. CITOULA

Luis Nuño decide en La Cruz

  • Un gol en la recta final del delantero dejó sin premio la brega del Ceares ante un Langreo que logró su sexta victoria consecutiva

El Ceares y el Langreo ofrecieron un buen partido en La Cruz en una mañana gélida para los espectadores que los jugadores se empeñaron en calentar con un duelo de mucha lucha, decidido en el último suspiro. Una diana de Luis Nuño desniveló la balanza (0-1) a favor del conjunto langrano cuando los gijoneses ya saboreaban el empate.

El primer período fue de claro dominio langreano, que se aprovechó de las bajas de dos puntales cearistas como Pablo Martínez y Dani Peláez. Las ocasiones de gol generadas por los de Hernán Pérez las desbarató Nacho, quien con tres intervenciones soberbios evitó que su equipo se fuese al descanso en desventaja. Su recital comenzó a los siete minutos, cuando frustró un mano a mano a Luis Nuño, que había aprovechado un gran pase al hueco de César para poner a prueba al guardameta local con un disparo ajustado al poste que terminó en saque de esquina. Damián remató por encima del larguero en el ecuador del primer acto y tres minutos más tarde Luis Nuño, el más peligroso del Langreo, se encontró con un balón libre de marca ante Nacho, pero su disparo a bocajarro lo interceptó el portero. El Ceares apenas se acercaba a los dominios de Adrián Torre y Beni, antes del descanso, evitó el primer gol visitante cuando Luis Nuño iba a remachar el balón en boca de gol.

El paso por los vestuarios cambió el guión del duelo y el Ceares comenzó a llegar con más frecuencia al área rival. Un testarazo de Beni propició la primera gran parada de Adrián Torre y las sustituciones efectuadas por Hernán Pérez devolvieron el peso ofensivo a su equipo. Con un jugador menos por la lesión de Juan Carlos, Luis Nuño desequilibró el marcador a favor del Langreo.