El Comercio

Chus González, directivo del Lealtad, es el encargado de apuntar los goles en el marcador de Les Caleyes.
Chus González, directivo del Lealtad, es el encargado de apuntar los goles en el marcador de Les Caleyes. / JOSÉ SIMAL

El 'luminoso' más famoso de España

  • Chus González, directivo del Lealtad y encargado del marcador en Les Caleyes, fue el inesperado protagonista del partido del pasado fin de semana

Ajetreo, lo que se dice ajetreo, no ha tenido mucho en las últimas dos jornadas ligueras, en las que ha imperado el 0-0 como resultado final en Les Caleyes. Pero siempre hay que estar al quite, en caso de que se produzca algún gol, para cambiar los números del marcador. Y en el Lealtad, esa tarea es cosa de Chus González, directivo del club maliayo que, junto al marcador manual -con sus números impresos en viejas tablillas-, se convirtió en inesperado protagonista el pasado domingo a pesar de que ni el Lealtad ni el Valladolid B lograban romper la igualada.

Todo surgió en la red social Twitter. A través de ella, diversos usuarios y medios de comunicación seguían los lances del partido y uno de esos mensajes captó la atención del club negrillo. Alguien 'tuiteó': «Arranca la segunda parte en Les Caleyes con el 0-0 en el luminoso -así se suele llamar a los marcadores electrónicos o videomarcadores-». Aunque, de momento, ni enchufe ni electricidad llegan al marcador, por lo que solo las manos de Chus González lo actualizan tras los goles.

Entonces, el Lealtad respondió al citado mensaje con buen humor: «Amigos, en Les Caleyes más que luminoso tenemos a Chus colocando unas tablillas de madera con números cuando hay gol en un humilde marcador». La respuesta caló entre los usuarios de esa red social, que se encargaron de reenviarlo más de cien veces.

Esta inesperada repercusión propició que la entidad maliaya publicase al día siguiente, «a petición popular», una foto del directivo junto al modesto marcador. Además, el Lealtad, muy activo a través de internet, continuó con las bromas y creó una serie de eslóganes para acompañar la fotografía: «Ye lo que hay»; «no metemos goles porque no hay luminoso» y «¡luminoso ya!», fueron algunas de las peticiones.

Todavía un poco sorprendido por la repercusión que alcanzó, Chus explica que «aquí no hay medios para poner esos marcadores, somos un club pobre, y de momento hay que tirar así». Tablilla a tablilla, al igual que hacen cada fin de semana cientos y cientos de clubes modestos repartidos por toda la geografía española.

Pese a que en las dos últimas jornadas disputadas en Les Caleyes el marcador no se ha movido -«no hay manera, esperemos que empiecen a marcar goles pronto»-, Chus no ha estado de brazos cruzados. A sus 50 años, forma parte de la directiva del Lealtad desde hace diecisiete temporadas, es el delegado del equipo regional y colabora en otras tareas diarias, como la lavandería y el cuidado de las instalaciones de Amandi. Son «cuatro o cinco horas» dedicadas a diario al Lealtad, con unas labores que se intensifican cada fin de semana.

Incluso ya ha viajado con el primer equipo maliayo a sus desplazamientos fuera de la región: «Aunque este año fui poco, porque me coincide muchas veces con los partidos del equipo regional». Su dedicación no ha pasado inadvertida para el actual presidente del club, Pedro Menéndez, quien quiso contar con Chus tras el cambio de directiva producido en 2012.

El debate 'tuitero' del luminoso en Les Caleyes ha trascendido ya incluso en algún medio de comunicación de tirada nacional. «Ya me han visto algunos conocidos», confiesa Chus, quien prefiere alejarse de protagonismos y dejar que los goles, a ser posible del conjunto local, den movimiento al 'veterano' marcador.