El Comercio

Luis Arturo, entrenador del Oviedo B.
Luis Arturo, entrenador del Oviedo B. / XXX

«Les podemos poner en dificultades respecto a su poderío ofensivo»

  • «Ves lo especial del partido en el brillo de los ojos de los futbolistas y en lo importante que es para el club competir con su máximo rival»

  • Luis Arturo Entrenador del Oviedo B

De vuelta al cuarteto de cabeza tras sumar seis puntos la pasada semana, el Oviedo B afronta una exigente ante el líder y su técnico, Luis Arturo (Santander, 1973) confía en refrendar su buen inicio liguero.

¿Qué hay que hacer para frenar a este Sporting B que apenas levanta el pie del acelerador?

Lo que hay que hacer es ser fieles a nuestra idea, a nuestro estilo y a nuestro compromiso. Ser un equipo que no renuncie a la idiosincrasia del club, agresivo, intenso, que juegue muy junto para dificultar a un rival que tiene mucho poderío ofensivo e intentar hacerles daño con nuestras armas. Tenemos muchísima velocidad, somos verticales y tenemos gente con talento. Hay que intentar ganarles siendo el Oviedo y estar menos preocupados de lo que puedan hacer ellos.

¿Pueden ayudar los dos partidos de este verano de Copa Federación?

Nos puede reforzar. En los dos partidos que jugamos, el primero lo perdimos 1-2 en casa cuando ganábamos 1-0 en el minuto 89 y en Mareo empatamos a cero. Sabemos que somos un equipo que le podemos poner en dificultades respecto a su poderío ofensivo y compitiendo con tan poco tiempo de formación lo hicimos bien, pero también es verdad que son partidos diferentes. El ritmo va a ser mucho más intenso. Hay que tener en cuenta que el Sporting acaba de bajar de Segunda B, pero tenemos otras armas como son el orgullo y el valor para afrontar el partido con la máxima ilusión.

Duelo entre el máximo anotador y el que menos goles recibe, ¿se verá un choque de estilos?

No, creo que va a verse un partido muy igualado en el que nosotros atacaremos con la misma intención que el rival y será una cuestión de efectividad No me parece que vaya a ser un partido en el que el Sporting vaya a estar atacando continuamente y el Oviedo defendiéndose. El reparto de la pelota probablemente será constante, seguramente muy vertical. Lo más difícil será el arranque del partido porque el Sporting es un equipo que las últimas jornadas está haciendo gol en los primeros minutos y tendremos que estar muy atentos.

Vive su primer derbi de filiales, ¿desde dentro se acentúa la magnitud del choque?

Lo ves en el brillo de los ojos de los futbolistas, en lo importante que es para el club competir con su máximo rival y yo me siento absolutamente identificado con los valores del club. Se vive de una manera especial, pero personalmente estoy muy tranquilo porque veo al equipo preparado y vamos a intentar por todos los medios ganar el partido para darnos una alegría a nosotros mismos y ver que estamos en el buen camino.

¿Y afianzar esa ambición de luchar por el 'play off'?

Si no somos ambiciosos creo que es mejor quedarnos en casa. No me hago 1.500 kilómetros todas las semanas para entrenar si no es con la ambición de poder ayudar al club a sacar futbolistas, pero también con la intención de luchar por ese objetivo hasta que nos falte la respiración.