El Comercio

Una disputado por el balón en el Lugones-Ceares.
Una disputado por el balón en el Lugones-Ceares. / PABLO NOSTI

Ajustado triunfo del Ceares

  • Un gol en la recta final del duelo de Marcos Iglesias, autor de un doblete, prolonga la mala racha del Lugones

Dos goles de Marcos Iglesias firmaron el postrero triunfo (2-3) del Ceares en Santa Bárbara, ante un Lugones que sigue sin encontrar el camino para zanjar una sequía de victorias que ya ha superado los dos meses de duración. Con la intención de romper esa mala racha, los locales ya generaron una ocasión de gol en el primer minuto, con un disparo de Marcos Norniella que desvió Nacho a córner.

En el minuto veinte de una primera mitad de dominio alterno, Marcos Norniella volvió a probar a Nacho con un testarazo a centro de Aser que detuvo el guardameta cearista. No tardaron en responder los de Tino del Corzo con el primer gol del encuentro. Una jugada por el costado izquierdo de Cris le permitió servir un centro al área para que Natan ganase la partida a la zaga local y, en semifallo, empujase el balón con la rodilla al fondo de la red.

En los últimos compases de la primera mitad llegó la reacción del Lugones. Wílmer recibió un pase profundo de Naredo y batió a Nacho, al que volvió a sorprender al filo del descanso para completar la remontada. Una reacción que aplacó al Ceares en la segunda parte. Tras un aviso a los dos minutos de la reanudación, Marcos Iglesias restableció las tablas en el marcador a la salida de un córner. El propio ariete gijonés, uno de los más activos en el ataque cearista junto a Jorge Cayarga, se aprovechó de una falta de entendimiento entre Dioni y Pablo Herrero para lograr el gol de la victoria.