El Comercio

El Suárez Puerta, en mal estado

El Suárez Puerta, en mal estado

El césped del Suárez Puerta, como se refleja en la jugada de Luismi ante Gabancho, acusó la lluvia de los últimos días y, sobre todo, el poco tiempo de recuperación que tuvo el campo tras la disputa el miércoles del partido entre el Sporting y el Alavés. Los resbalones fueron constantes y también los malos controles por el irregular bote del balón. Es lo que toca en esta época, en la que se repetirán los partidos con barro y agua.