El Comercio

Manu, de la Sidrería La Tonada, trata de controlar el balón, presionado por un jugador rival.
Manu, de la Sidrería La Tonada, trata de controlar el balón, presionado por un jugador rival. / JOAQUÍN PAÑEDA

La Tonada doblega a un rival directo

  • El Sidrerías el Mallu, en primera preferente, perdió por la mínima en su visita al Infiesto y el Alisol, en segunda, cayó en casa ante el People

El Sidrería La Tonada se impuso al Bolero Torre de los Reyes (4-2) en el partido de la séptima jornada de la Liga de Tercera División. En el duelo entre dos conjuntos que buscan salir de los puestos comprometidos de la tabla, el equipo gijonés dominó el encuentro y marcó el ritmo del mismo.

Los locales, en las primeras aproximaciones a la meta rival, consiguieron por medio de Rubén dos tantos que les dieron una clara ventaja (2-0). Ambos fueron anotados en el mismo minuto. La Tonada no bajó la intensidad y desarboló por completo a los visitantes, que sufrieron mucho en defensa. Así, en el minuto seis, Cristian marcó el 3-0 e incrementó la ventaja blanquilla.

Los visitantes estiraron sus líneas en busca de neutralizar la diferencia, pero fueron los gijoneses los que en el último minuto del primer periodo ampliaron la ventaja con un tanto de Miguel que, prácticamente, sentenció el encuentro al descanso (4-0).

Tras la reanudación, el choque se igualó y los locales cedieron el mando del encuentro a los langreanos, quienes se limitaron a defender su ventaja a la espera de una contra para acabar de 'matar' el partido. Los gijoneses desaprovecharon varias ocasiones con las que pudieron cerrar el encuentro. Por contra, los visitantes aprovecharon un error de la zaga de La Tonada para reducir la ventaja por medio de Saúl (4-1).

Los locales acusaron el cansancio y el Bolero realizó la táctica portero-jugador con la que acortó diferencias con un tanto, obra de Viti. Pero los gijoneses, en sus últimos esfuerzos en defensa, salvaron la ventaja y sumaron tres puntos importantísimos que les dan tranquilidad para afrontar sus mas inmediatos compromisos.

En primera preferente, el Sidrerías El Mallu salió derrotado por la mínima en su visita a Infiesto (4-3). Mal partido el disputado por un equipo gijonés, que acumulaba muchas bajas. El encuentro lo ganó el plantel que cometió menos errores.

Los visitantes, en el minuto 18 de la segunda parte, fallaron un penalti que pudo haber cambiado el signo del encuentro, ya que, al minuto siguiente, Marcos obtuvo el 4-3. Aunque El Mallu se volcó en ataque, el marcador no volvió a moverse hasta el final del duelo.

Derrota del Alisol

En primera división, el Alisol Buenavista perdió en su cancha ante el Pub People por 2-4. El partido fue duro y los locales pelearon en todo momento. Incluso se llegaron a poner por delante en la segunda parte tras remontar el tempranero gol de los de Mieres.

La primera parte empezó cuesta arriba para los gijoneses al recibir un gol nada más empezar el encuentro. Pero el equipo local se rehizo y mantuvo el nivel al llevar peligro de forma constante hasta la portería visitante. El meta mierense y los fallos del Alisol en los metros finales les impidieron remontar, aunque sí consiguieron el empate con un buen gol de Viti (1-1).

En la segunda parte, el partido fue muy igualado y las fuerzas empezaron a fallar un poco en el Pub People. En estos primeros minutos pudieron sentenciar el partido los gijoneses al aprovecharse de varios fallos en la circulación de balón de los de Mieres. Viti, en una contra muy bien llevada por el Alisol, puso el 2-1 en el electrónico. El Alisol cobró ventaja de nuevo, pero una vez más, como en los últimos encuentros, los gijoneses no supieron jugar con el marcador a favor y en los minutos finales los nervios y la mala colocación de su quinteto propiciaron la remontada visitante (2-4).

En la categoría de segunda división, el Mallucos Gijón venció a domicilio a El Parque, por 2-3, con un tanto de Marcos en la recta final del partido.