El Comercio

Tercer empate consecutivo para el Lealtad

Un lance del encuentro.
Un lance del encuentro. / Pañeda

El Lealtad sumó su tercer empate consecutivo como local, todos ellos sin goles, ante uno de los mejores equipos a domicilio del grupo, en un partido muy disputado, de poder a poder, pero sin ocasiones claras para ninguno de los dos equipos, donde los porteros tuvieron que realizar pocas intervenciones. El Tudelano tuvo más posesión, pero sin generar demasiado peligro a un ordenado Lealtad.

Roberto Aguirre salió con dos puntas de inicio, Iván Garrido y David Grande, e introdujo dos cambios en el once inicial, Jandrín y Pablo Gállego dejaron su sitio a Yosu y Álvaro Muñiz, que ocuparon las bandas derecha e izquierda, respectivamente. El Lealtad se mostró muy sólido en defensa, como es habitual, pero apenas inquietó a Pagola en todo el partido.

El Tudelano, que llegaba como el tercer mejor equipo del grupo a domicilio, salió dominador y llevó la iniciativa ante un conservador Lealtad, que se encontraba cómodo sin balón y defendía con las líneas muy juntas las posesiones del conjunto navarro, que combinó con fluidez, pero no incomodó a un Javi Porrón que tan sólo tuvo que intervenir en un corner cerrado botado al primer palo y en un pase en profundidad para Ion Vélez, al que se anticipó el capitán negrillo.

Se llegó al descanso con el empate inicial y el Tudelano trató de adelantar líneas. El Lealtad seguía defendiendo con mucho orden, en un buen partido del doble pivote Adrián Llano y Mendi, que fueron dos perros de presa en la medular para contrarrestar el juego visitante.

La lluvia iba sacando el barro y dificultando el juego de los visitantes, a medida que avanzaban los minutos, y el partido continuaba sin ocasiones. El Lealtad siguió concentrado en mantener su portería a cero y no tuvo problemas para conseguirlo ante un Tudelano que careció de profundidad en los metros finales, y que no probó entre los tres palos en todo el segundo período de un encuentro donde se impusieron las defensas a los ataques con mucha claridad, haciendo gala del buen trabajo defensivo de ambos entrenadores.

Valdo se estrenó en Les Caleyes como jugador maliayo, tras debutar el pasado sábado en Tajonar, pero el ariete apenas tuvo ocasiones para mostrarse en los diez minutos que disputó. En la prolongación lanzó una falta desde la frontal que se estrelló en la barrera, sin consecuencias.

El Lealtad se mantiene una jornada más fuera del descenso y afronta un tramo exigente del calendario, visitando el domingo (17:00 h.) a la Ponferradina y recibiendo a la Cultural Leonesa en Les Caleyes el domingo 4 de diciembre (12:00 h.).