El Comercio

El Ceares se reconcilia con la victoria en La Cruz

El gijonés Marcos Iglesias pugna por un balón aéreo ante un rival.
El gijonés Marcos Iglesias pugna por un balón aéreo ante un rival. / Joaquín Pañeda
  • Los gijoneses derrotaron al Siero y celebraron un triunfo como local más de un mes después gracias a una excelente segunda mitad

El Ceares rompió su mala racha como local al ganar (2-0) con claridad al Siero, que solo opuso resistencia en un tramo de la primera mitad. Los gijoneses, pese a padecer seis bajas que cubrieron con tres juveniles en el banquillo, completaron un buen partido y se reencontraron con la victoria en La Cruz más de un mes después.

Dio el primer susto el Siero en el minuto dos por medio de Porto, que observó la posición adelantada de Nacho y trató de sorprenderle con una vaselina, pero su disparo se fue muy cerca del larguero. Fue, junto a un testarazo de Saha en la recta final del choque, todo el bagaje ofensivo del conjunto sierense, sometido por un Ceares que se hizo con las riendas del choque desde los primeros compases.

Ya en el minuto cinco, un centro de Jorge Cayarga dejó libre de marca frente al meta Oleg a Marcos Iglesias, que envió su disparo muy cerca del poste. Superado el Ecuador de la primera mitad, el colegiado de la contienda anuló un gol local logrado por Javi por un dudoso fuera de juego. Los de Tino del Corzo no cejaban en su empeño ofensivo y el zaguero visitante Marcos sacó con la puntera un disparo de Cris que iba en dirección al fondo de la red. Al filo de la media hora de juego, de nuevo Cris probó fortuna con un disparo desde fuera del área, pero Oleg, el mejor de los visitantes ayer en La Cruz, lo desbarató con una intervención de mérito.

El Siero logró equilibrar el juego en el último tercio de la primera mitad, con ataques que sofocaba la defensa cearista. Tras el descanso, llegó la exhibición local y en la primera jugada de la reanudación gestó su ventaja en el marcador.

Una jugada por el costado diestro de Natan, que, aunque jugó de lateral por las bajas, se sumó al ataque con mucho peligro, desembocó en un peligroso servicio al punto de penalti. Allí apareció el máximo artillero cearista, Marcos Iglesias, que no perdonó y batió a Oleg con un disparo raso ajustado al poste.

No pudo comenzar mejor la segunda mitad el Ceares, que, con la movilidad de Cris y Jorge Cayarga, causaba estragos en la defensa visitante. Así llegó el segundo tanto, con una jugada trenzada en el centro del campo entre Pablo Martínez y Jorge Cayarga, que envió cruzado por encima de la zaga y Marcos Iglesias para que Cris solo tuviese que empujar el balón al fondo de la red en el segundo palo.

El Ceares no se conformó con su renta en el marcador y pudo aumentarla con un mano a mano de Cris con Oleg que resolvió el meta visitante, que también negó el doblete a Marcos Iglesias nueve minutos más tarde. Jorge Cayarga obligó a volver a lucirse al meta, como lo hizo en la recta final Cris con un disparo desviado a córner Un resbalón de Jorge Cayarga le impidió redondear de un triunfo que permite al Ceares afrontar con mayor tranquilidad un exigente tramo de campeonato.

Temas