El Comercio

«Al Sporting le queda mucha temporada para cambiar el rumbo»

fotogalería

Vicente del Bosque, acompañado por Agustín Antuña, miembro de la Academia Olímpica Española. / A. F.

  • El exseleccionador Vicente del Bosque elogia en Gijón a Jorge Meré, a quien le vaticina «un excelente futuro»

Siempre prudente y moderado en su discurso, Vicente del Bosque repasó la actualidad del fútbol asturiano, de manera breve, instantes antes de participar en un acto organizado por la Asociación Amigos del Deporte que se desarrolló ayer en el Centro Municipal Integrado Gijón-Sur. El exentrenador de la selección española de fútbol comentó sobre el Sporting que está en una «situación difícil, pero queda mucha temporada por delante, la competición es muy complicada».

El exseleccionador nacional también se refirió al joven valor rojiblanco Jorge Meré, quien ya se ha convertido en un puntal para la sub 21 y recientemente entró en una lista previa de convocados con la absoluta. «Es uno de los defensas que está jugando francamente bien en su equipo y también con la sub 21. Tiene un excelente futuro y espero que pueda llegar arriba», valoró Del Bosque.

Del mismo modo, el técnico de la Federación Española de Fútbol habló sobre el asturiano David Villa, actualmente en el New York City, y las posibilidades de su regreso a la selección española con 34 años. Del Bosque indicó que «siempre hemos dicho que la edad no es ningún mérito. Los méritos son los que se ganan en el terreno de juego, pero su regreso ya es decisión del seleccionador para llevar a aquellos que considere que son los mejores».

El técnico salmantino también tuvo palabras para el Oviedo, equipo dirigido por su buen amigo Fernando Hierro. «Afortunadamente, el Oviedo está arriba en la clasificación, soy muy amigo de Fernando y me gustaría que estuviese entre los dos primeros a final de temporada», deseó, al tiempo que recordó que «es algo muy difícil porque la Segunda es tan complicada, casi, casi como la Primera».

Vicente del Bosque, galardonado con el Premio Delfos Nacional en 2012, participó en el acto con su conferencia titulada 'Las relaciones humanas en el vestuario'. En ella repasó su trayectoria como entrenador y ofreció algunos consejos sobre cómo gestionar un vestuario. Destacó la importancia de «un ambiente cordial dentro del equipo para obtener buenos resultados y estar más cerca del éxito» y señaló que «como en toda familia, existen conflictos de convivencia, y según los resuelva el entrenador, saldrá más o menos reforzado». Del mismo modo, Del Bosque se refirió a la necesidad de que un entrenador tenga «capacidad de liderazgo» y también la responsabilidad de «marcar el rumbo» a sus jugadores.