El Comercio

El Espanyol se estrena en casa ante el Leganés

El Espanyol encadenó ayer el séptimo partido sin conocer la derrota en la Liga y estrenó, así, ante el Leganés (3-0), el casillero de victorias en Cornellá-El Prat, con tres fogonazos de Gerard Moreno y Piatti (2) en el segundo tiempo.

Parecía que El Espanyol eran capaz de encontrar algo de fluidez en su juego, pero resultó ser un espejismo. El Leganés, bien posicionado, también buscaba alguna grieta en la zaga blanquiazul gracias a la clarividencia de Gabriel en la media punta.

Tras la reanudación, movió el banquillo Quique Sánchez Flores. Sustituyó a Reyes y entró en su lugar Felipe Caicedo. Más artillería para cambiar el encuentro. Y así fue cómo en cinco minutos el equipo catalán dejó el partido casi visto para sentencia con más llegada que juego.

El primero fue obra de Gerard Moreno. Centró Jurado desde derecha, el balón quedó muerto en el área pequeña y el delantero catalán dio muestras de su olfato con un disparo potente.

El gol dejó sin respuesta al cuadro 'pepinero', que, sin tiempo a restablecer el orden mostrado en los primeros 45 minutos, vio cómo Piatti anotaba el segundo.

Garitano buscó reducir ventajas dando entrada a Guerrero y a Machís, pero el Espanyol, muy sólido atrás, no permitió sustos. A la contra, Piatti cerró el encuentro con un disparo cruzado tras controlar una larga asistencia de Víctor Sánchez.