El Comercio

Luis Enrique avala a Unzué en el relevo del banquillo culé

  • «Es imposible que me enfade con él, somos amigos desde hace muchos años», asegura el técnico en la previa del partido ante el Valencia

El Barcelona recibe esta noche al Valencia (Camp Nou, 20.45 horas) con la obligación de ganar para mantener sus opciones en Liga y olvidar la derrota de la semana pasada en Riazor. Luis Enrique dio sus impresiones y valoró el choque ante un rival al que ya ganaron esta temporada en Mestalla. No obstante, el relevo en el banquillo azulgrana sigue preocupando tanto como la consecución de los títulos. Luis Enrique quiso mantenerse al margen de su recambio, pero avaló a Juan Carlos Unzué.

«Es imposible que me enfade con Unzué porque somos amigos de hace muchos años. Pero no voy a responder este tipo de preguntas», aseguró cuando se le preguntó si se sentiría molesto por el hecho de que su segundo pudiera quedarse como primer entrenador.

Cabe recordar que en el Barcelona se produjeron dos relevos que acabaron con serias enemistades. La más conocida fue la que enfadó a Johan Cruyff por sentirse traicionado cuando Rexach aceptó quedarse tras la destitución del holandés. La segunda, más reciente, cuando Sandro Rosell nombró a Tito Vilanova durante la rueda de prensa en la que Pep Guardiola anunció que no continuaría. Luis Enrique no quiso valorar otros nombres.

También se habló del Valencia. «Es un rival que siempre nos ha costado, ya no solo en los partidos de aquí sino en Valencia. Ha sido un rival complejo para nosotros. Es un equipo potente, al que hay que vigilar y tener muy en cuenta. Un rival que tenemos que combatir de la mejor manera. Nos va a meter en dificultades. Tiene muchos jugadores de calidad», aseguró el técnico.

Luis Enrique espera que la derrota en Riazor ante el Deportivo no afecte a sus jugadores: «Seguimos inmersos en esta Liga y se va a decidir en las últimas jornadas. Queda la parte decisiva del calendario, que es bestial para los que estamos en competiciones europeas y los que están abajo también van a luchar. Se decidirá como en los últimos años, al final».

El técnico asturiano, que se congratula de haber podido tener una semana completa de entrenamientos sin partido («sin partido estamos de maravilla y las cosas van a mejor. Parar de vez en cuanto va bien. La derrota se digiere analizando en qué podemos mejorar, ser positivo y poco más») y asegura que ahora «es el momento de ver en totalidad la plantilla que tengo y esto no lo van a resolver diez jugadores». De esta manera, el gijonés quiso dejar claro que seguirá apostando por las rotaciones.

Para el encuentro de esta noche, Luis Enrique solo tiene la baja de Aleix Vidal, pues parece que incluso Mathieu podría estar en condiciones de reaparecer. No parece que los dos últimos exvalencianistas en llegar al Camp Nou vayan a ser titulares: Alcácer, a la sombra de tridente, y André Gomes, señalado por la afición por salir en la foto de los onces de casi todos los tropiezos, también en La Coruña.

Bajas en el ataque

En cambio, en el Valencia, Martín Montoya, al igual que el citado Munir, apunta al once. El técnico valencianista, Voro, tiene tres importantes bajas en la delantera, todas por lesión: Nani, Rodrigo y Santi Mina. Por tanto, Zaza y Munir, cedido por el Barça, que ya marcó a los azulgrana en Mestalla, formarán arriba con Orellana en la media punta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate