El Comercio

fútbol

Sergio Ramos regresa a Gijón, una ciudad que le trae «buenos recuerdos»

Sergio Ramos, tercero por la derecha, corre junto a Piqué, Carvajal, Busquets e Iniesta.
Sergio Ramos, tercero por la derecha, corre junto a Piqué, Carvajal, Busquets e Iniesta. / EFE
  • «Allí cumplí cien partidos y pude marcar, a ver si las cosas nos vuelven a salir bien», indica el zaguero andaluz en el inicio de la concentración nacional

Ausente por lesión en el duelo ante Macedonia en Granada y el amistoso en Wembley, Sergio Ramos regresa a la disciplina de la selección española con la vista puesta en el choque de este viernes frente a Israel en El Molinón, un estadio especial en su extensa trayectoria con 'La Roja'. «Vuelvo a Gijón, un sitio que me trae buenos recuerdos», afirmó en el inicio de la concentración nacional en Las Rozas el central andaluz, que dejó su impronta goleadora en el feudo sportinguista en 2013.

«Allí cumplí cien partidos con España y además pude marcar», profundizó ayer el zaguero recordando ese duelo ante Finlandia en la última visita de la selección española a Gijón. En la historia madridista por sus testarazos salvadores, el de Camas exhibió su dominio de las alturas en el área adversaria en el choque en el que alcanzaba la centena de encuentros con 'La Roja'. Con el brazalete de capitán, se hizo hueco entre Toivio y Hetemaj para cabecear un balón colgado desde el banderín de córner por Silva que se coló en la portería nórdica en el duelo que le convertía en el futbolista europeo más joven en alcanzar las cien internacionalidades.

Cuatro años después, el defensor regresa al estadio gijonés a las órdenes de Lopetegui para sumar su encuentro número 141 con la elástica nacional y contribuir a defender la posición privilegiada de España en su camino al Mundial de Rusia del próximo año. «A ver si las cosas nos vuelven a salir bien porque es un partido muy importante por cómo está el grupo», señaló ante el duelo de este viernes con un exceso de confianza en su memoria, ya que el choque ante Finlandia disputado en Gijón en 2013 finalizó en empate con un tanto de Pukki en el tramo final que obligó a España a derrotar a Francia en Saint-Denis para asegurar su presencia en la cita mundialista en Brasil.

Tras el cruce de declaraciones motivado por la remontada del Barcelona ante el PSG con Gerard Piqué, que se postula como su compañero en el eje de la zaga en Gijón, el zaguero sevillano quiso atajar cualquier tipo de polémica en el reencuentro entre ambos. «A Piqué y a mí nos gusta tirarnos alguna piedrecita, pero ahora cuando le vea le voy a dar un abrazo. Es el morbo y el pique que hay entre el Real Madrid y el Barcelona. No te voy a negar que nos hemos acostumbrado. Nos lo tomamos sin ningún tipo de maldad, todo muy deportivo», indicó con una sonrisa quitando hierro al asunto antes de completar el único entrenamiento a puerta abierta en Madrid.

Julen Lopetegui dirigió la primera sesión en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas con los regresos de Pedro, Deulofeu y el estreno de Illarramendi. El centrocampista donostiarra arrastra unas molestias en su tobillo izquierdo y tras un encuentro con los médicos se ejercitó junto a sus compañeros con normalidad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate