El Comercio

España obra el milagro y recupera el cetro continental

La selección española sub-17 se volvió a proclamar, nueve años después, campeona de Europa de la categoría, tras imponerse ayer por 4-1 a Inglaterra en una tanda de penaltis que forzó con un gol de Nacho Díaz en el tiempo añadido (2-2).

España no erró ninguno de los cuatro penaltis que lanzó, una efectividad máxima que le permitió romper una sequía de nueve años y lograr su tercera corona continental sub-17, la novena si se incluyen las seis que logró cuando el torneo estaba restringido a los menores de 16 años.

Triunfo que dejó como nombre propio el del delantero del CD Roda Nacho Díaz, que evitó una derrota a la que España parecía irremediablemente abocada con un remate de cabeza a la salida de un córner, cuando ya se cumplían los seis minutos de tiempo añadido. Un gol que premió la fe del conjunto español, que como ya hizo ante Turquía o Crocia en la primera fase del torneo, o ante Francia en los cuartos de final, fue capaz de salvar en este Europeo de Croacia un marcador adverso. Morey, en el minuto 38, marcó el primer tanto español.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate