El Comercio

El Veriña se queda a las puertas

El equipo del Veriña posa con el trofeo de subcampeón con el técnico Óscar Rancaño.
El equipo del Veriña posa con el trofeo de subcampeón con el técnico Óscar Rancaño. / E. C.
  • El conjunto rojinegro cae en la final del Campeonato de España benjamín por 4-5

No pudo ser y el Veriña cayó derrotado en la final del Campeonato de España benjamín de clubes ante el anfitrión y vigente campeón el Flecha Negra por un ajustado marcador de 4-5.

El comienzo del partido fue espectacular para los gijoneses. En los diez primeros minutos de encuentro, el cuadro rojinegro se adelantó gracias a dos tantos logrados de manera consecutiva por Andrey y Alvaro. El conjunto dirigido por Óscar Rancaño, que había apeado en semifinales al Santa Coloma, dispuso de continuas llegadas al área extremeña y pudo sentenciar en esta fase del enfrentamiento.

El Flecha Negra, un equipo con un importante bagaje en esta categoría jalonado de títulos, se veía desarbolado ante el juego del campeón asturiano. Los locales -el partido se disputó en Badajoz- no eran capaces de sacudirse el dominio gijonés, que se hicieron acreedores en esta fase de conseguir algún gol más de renta.

El fútbol sin embargo no entiende en ocasiones de justicia. El Flecha Negra, en su primera aproximación peligrosa, consiguió un tanto que cambió la dinámica del duelo.

Los extremeños, con la inyección moral que supuso el primer tanto, desarbolaron al Veriña y antes del descanso anotaron otros tres goles que allanaba el camino hacia el título (2-4).

A la vuelta de los vestuarios, los extremeños ampliaron más su ventaja, lo que parecía dejar el partido visto para sentencia. Sin embargo, los 'minigladiadores' no se rindieron, fieles a su espíritu de lucha, el mismo que les ha permitido arrebatar este año el título regional al Sporting y al Oviedo. Con mas corazón que cabeza, poco a poco, volvieron a arrinconar a los anfitriones que pasaron momentos difíciles, víctimas del empuje de los asturianos. Dos nuevos goles de Álvaro apretaron el marcador e impulsaron a los asturianos a pelear hasta el último instante por un empate que no llegó. El Veriña vuelve con un derrota con el orgullo de haber dejado al Principado en lo más alto. Un reconocimiento para un club humilde que ve así recompensado el esfuerzo que realiza con la base.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate