El Comercio

El club cierra la puerta de salida al cadete Pelayo Morilla tras el acercamiento del Barça

  • Los técnicos azulgrana trasladaron su interés en incorporar a La Masía a este prometedor extremo de 16 años

El Sporting está decidido a hacerse fuerte desde la base, especialmente con sus hornadas más prometedoras, condensadas ahora mismo entre el segundo año del cadete y el primero del juvenil, donde se detecta un importante ramillete de talentos que llaman la atención de los técnicos desde hace tiempo. Uno de ellos, Pelayo Morilla, de 16 años, que se encuentra en el segundo año de cadetes, aunque la pasada temporada ya jugó con el Sporting de Liga Nacional, ha llamado la atención del Fútbol Club Barcelona.

Un representante del club azulgrana, de hecho, se puso en contacto con Manolo Sánchez Murias recientemente para trasladar el interés del Barcelona en hacerse con los servicios del extremo zurdo, según pudo saber EL COMERCIO, pero sin llegar a presentar por el momento una oferta firme. En Mareo, en todo caso, se cierra la puerta de salida a un jugador tan prometedor, internacional sub 16, y sobre el que el Sporting tiene un importante blindaje a nivel federativo.

Acuerdo previo

La ficha del segundo año de cadete es simbólica para un equipo como el Sporting. Permite al club en cuestión asegurarse que un equipo más poderoso no pueda llevarse a un canterano sin alcanzar un acuerdo previo, puesto que no podría tramitar la ficha sin el consentimiento de su club de procedencia. Esta garantía se extiende a este segundo año de cadete, a los tres de juvenil y a otros dos más en el filial rojiblanco.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate