25.000 banderines dieron la bienvenida al Sporting

V. M. ROBLEDO GIJÓN.

Habría que remontarse más de un año para encontrar una entrada En El Molinón como la que se registró ayer con motivo del derbi asturiano. Ni siquiera las visitas del Barcelona y del Real Madrid el pasado curso despertaron tanta expectación como la del rival regional. El Sporting-Oviedo reunió a 27.506 espectadores en el estadio gijonés, que tuvo además un colorido especial gracias a los 25.000 banderines rojos y blancos repartidos por Unipes para dar ambiente a la cita.

La pasada temporada, el duelo de los de Abelardo contra el Barça de Luis Enrique registró 26.098 espectadores de entrada. El encuentro se disputó en la jornada 6, cuando el equipo rojiblanco aún se mantenía en la zona media de la tabla, y concluyó con la victoria por 0-5 del cuadro culé. El 15 de abril, a seis jornadas del final liguero, la visita del Real Madrid congregó a 23.745 aficionados, casi cuatro mil menos que los que acudieron ayer a El Molinón.

Sí se vivió un mejor ambiente -o al menos más numeroso- en la última jornada de la temporada 2015-2016, en la que el Sporting se jugaba ante el Villarreal la permanencia en Primera División. En aquella ocasión, 27.834 aficionado llevaron en volandas a los de Abelardo en un encuentro histórico.

Fotos

Vídeos