«No estamos acostumbrados a que nos agradezcan nuestro trabajo, esto es especial»

Óscar Castro, Raúl Domínguez, Jorge Castro, Francisco Javier Camba, Quique Castro y Lorena Castro posan para EL COMERCIO. / DAMIÁN ARIENZA
Óscar Castro, Raúl Domínguez, Jorge Castro, Francisco Javier Camba, Quique Castro y Lorena Castro posan para EL COMERCIO. / DAMIÁN ARIENZA

La familia Castro se reúne con los dos agentes que realizaron los primeros auxilios a 'El Brujo'

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

El sábado por la mañana el Fútbol Club Barcelona se puso en contacto con la familia Castro. El motivo de la llamada no fue otro que invitarlos al Camp Nou para presenciar el encuentro entre el Barça y el Atlético de Madrid donde se iba a realizar un homenaje a 'El Brujo'.

Falo Castro, hermano de Quini y de Jesús, Mari Nieves, viuda del delantero, sus hijos; Lorena, Jorge, Óscar y Enrique pusieron rumbo a la Ciudad Condal junto a Pablo, nieto del exrojiblanco a primera hora de la mañana del domingo. Durante las horas previas al encuentro entre catalanes y madrileños, Óscar Castro descolgó el teléfono para ponerse en contacto con Francisco Javier Camba, uno de los dos policías que realizó los primeros auxilios a 'El Brujo' cuando lo encontraron inconsciente en su vehículo.

«Óscar se puso en contacto conmigo para saber si mi compañero Raúl y yo podíamos quedar con su madre para tomar un café». Dicho encuentro se llevó a cabo ayer, en una pequeña cafetería cercana a la Comisaría de la Policía Nacional de Gijón, al que acudieron los cuatro hijos de 'El Brujo' y Mari Nieves.

Enrique es uno de los hijos de Quini. Un hombre al que no le gusta ser el centro de atención y que ayer quiso romper su silencio para agradecer a través de EL COMERCIO «todo lo que se ha hecho por nosotros en los últimos días». Enrique no se quiso olvidar de nadie porque «me parecería injusto no acordarme de todas y cada una de las personas que nos están apoyando desde el pasado martes por la noche». Y en su recuerdo siempre se encontrarán los policías Francisco Javier Camba y Raúl Domínguez.

«No hay una palabra tan grande y agradecida para calificar lo que vivimos en los últimos días» Enrique Castro, hijo de Quini

«No tardaron ni un solo minuto en atender a mi padre», recalca el hijo del delantero asturiano, que afirma estar más tranquilo tras lo sucedido porque «no nos va a quedar la duda de pensar que se pudo hacer más por salvar su vida. Estos chicos hicieron todo lo posible».

Las conversaciones en torno a unas tazas de café se prolongaron durante más de media hora. Unos minutos en los que la familia Castro mostró su gratitud a los agentes. «Ha sido un detalle inmenso», señala Francisco Javier. A su lado, Raúl, su compañero de fatigas, asegura que «no estamos acostumbrados a que nos agradezcan nuestro trabajo. Esto para nosotros es algo muy especial». Los dos policías explicaron a los familiares cómo vivieron uno de los momentos más intensos de sus carreras.

«Estábamos patrullando y vimos un coche que se desvió. Fuimos a atender al conductor y nos dimos cuenta de que era Quini». Así comienza el relato de Javier. Eran cerca de las diez de la noche cuando los dos agentes comenzaron a auxiliar a 'El Brujo': «Le reanimamos un par de veces hasta que llegó la ambulancia y nos fuimos a la Comisaría pensando que habíamos conseguido sacarlo adelante, pero no fue así».

Óscar Castro charla con el agente Raúl Domínguez.
Óscar Castro charla con el agente Raúl Domínguez. / Damián Arienza

El de ayer fue un café amargo para todos. Pero también emotivo. No solo la viuda de Quini y sus hijos tuvieron palabras de agradecimiento porque «igual que ellos nos quieren agradecer lo que hicimos, nosotros también teníamos cosas que decir a la familia porque Quini tuvo muchos detalles con nosotros», destacan los agentes.

La vida para ellos también ha cambiado. «Hay gente que nos reconoce y nos da las gracias», desvela Francisco Javier, que se lamenta porque «tenemos una sensación agridulce. Vamos por la calle y la gente nos para felicitarnos, pero el desenlace fue trágico para todo el mundo».

Poco a poco la vida en la familia Castro vuelve a la normalidad, si es que se puede hablar de tranquilidad entre los seres más queridos por 'El Brujo' una semana después de lo acontecido en Gijón. El paso de los días ha llevado un poso de serenidad para Enrique, uno de los hijos de Quini que recuerda con especial emotividad lo vivido en El Molinón: «Se preparó todo a gusto de la familia, fue algo extraordinario».

«Tenemos una sensación agridulce porque nos felicitan por la calle, pero el desenlace fue trágico» Francisco Javier Camba, policía nacional

El cariño recibido por parte de tanta gente también ha dejado sorprendido a un hombre que no termina de creerse el arropo tanto de la ciudad como del país a él, a sus hermanos, a su tío y a su madre. «Es algo que me llevaré a la tumba. No hay una palabra tan grande y agradecida para calificar todo lo que hemos vivido», comenta con el recuerdo de su padre muy presente.

«¿Has visto todo lo que se ha montado en la puerta nueve de El Molinón? ¡Hay hasta camisetas y bufandas del Oviedo!», explica sorprendido el hijo de 'El Brujo', que también destaca el minuto de silencio que se vivió el pasado viernes en el Carlos Tartiere. Las últimas horas han hecho reflexionar a Quique sobre la figura de su padre. «Después de todo asumes que el reconocimiento será por algo. Se lo ha ganado por ser él mismo. Por ser fiel a su forma de pensar y hacer el bien», subraya, pero lo que verdaderamente le sorprende es que «toda su labor en la vida recae ahora en el cariño hacia la familia. Y yo entiendo que tenga un reconocimiento, pero lo ha hecho él. Y gracias a ello tenemos el mejor de los apoyos en el momento más difícil de nuestra vida. Es imborrable».

En torno a las once y cuarto de la mañana, el amargo desayuno llega a su fin con un cariñoso abrazo. Mari Nieves y Lorena ya se había ido. Jorge, Óscar y Quique despiden a Raúl y Javier con un emotivo «hasta pronto». El de ayer fue el primer café de los muchos que les queda por compartir. La fatídica noticia del pasado martes ha unido a dos agentes de la Policía Nacional con la familia Castro para siempre.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos