El derbi asturiano: «El domingo solo debe hablarse de fútbol»

Juan Antonio Anquela y Rubén Baraja.
Juan Antonio Anquela y Rubén Baraja. / ÁLEX PIÑA

Anquela y Baraja se dedican elogios mutuos en vísperas de un partido que viven con «enorme ilusión»

José Ángel García
JOSÉ ÁNGEL GARCÍAGijón

Real Oviedo y Sporting se ven este domingo las caras en un partido que tiene más recorrido que los tres puntos que se ponen en juego. Un derbi no es un encuentro más y lo saben los entrenadores por mucho que intenten aislar a la plantilla del ambiente desmedido que rodea una cita de estas dimensiones.

Bien lo sabe Juan Antonio Anquela. El técnico jienense quedó asombrado, según sus propias palabras, después del espectáculo que vio en la primera vuelta. «No he visto nunca un derbi más bonito y caliente como aquel», relata el técnico, que sitúa al derbi asturiano por encima de otros partidos de rivalidad. El Carlos Tartiere volverá a vivir un encuentro entre los conjuntos asturianos más representativos después de casi quince años desde el último antecedente. No es extraño que muchos aficionados azules esperen ansiosos una cita con la que soñaban cuando el equipo peleaba fuera del fútbol profesional.

Rubén Baraja vivió el partido de El Molinón como espectador, pero sabe que se trata de un choque especial. «Tengo la ilusión de vivir un momento único», explica el técnico pucelano, consciente de que las dos aficiones llevan mucho tiempo pensando en este partido.

«Menos mal que ha terminado el mercado porque, si no, siguen reforzándose» Juan Antonio Anquela

Vive el Oviedo un momento de esplendor, impulsado por una racha de resultados impecable después de nueve partidos sin conocer la derrota. No es un consuelo para una persona ambiciosa como su entrenador, que no quiere oír hablar de firmar el tercer puesto que ocupa en la actualidad. «Nos hemos quedado un poco cortos con los méritos que hicimos», reflexiona el técnico jienense, que confía en que la fortuna les sonría en las próximas jornadas.

A pesar de la distancia que separa a Oviedo y Sporting en la clasificación. Anquela no cree que sea definitiva. Ni mucho menos. «En un par de semanas, cualquier equipo puede dar la vuelta a la tortilla», apostilla el preparador azul, buen conocedor de una categoría que, insiste, «no regala nada». A su equipo, sin ir más lejos, «le cuesta un mundo ganar cada partido».

Baraja no obvia, sin embargo, que el Oviedo es uno de los peores contrincantes posibles a día de hoy. «Con el paso de la competición se ha convertido en un bloque muy sólido», reconoce el técnico del Sporting, que ve en el duelo de pasado mañana «una oportunidad para dar un cambio lejos de El Molinón».

«Sigo a Anquela desde siempre y siento mucha admiración por su trayectoria» Rubén Baraja

Anquela se refiere al Sporting como un rival «tremendo» e incluso se permitió ironizar durante una intervención en la Cadena Ser. «Menos mal que se ha acabado el mercado porque si no siguen reforzándose». Opina el técnico azul que los gijoneses han firmado a futbolistas «muy buenos» y no tiene dudas de que el Sporting «va a estar arriba».

Los dos técnicos, en la citada entrevista, aprovecharon para repartirse elogios. «Sigo a Anquela desde siempre», confiesa el preparador pucelano, que siente «admiración» por la trayectoria de su homólogo. «Rubén lo está haciendo muy bien», replica Anquela.

Los dos coinciden en que «hay que disfrutar del ambiente y saber que «esto es fútbol». «La afición debe ser un ejemplo de comportamiento para que se hable solo de lo importante», tercia Baraja antes de que Anquela ponga el broche: «Hay que disfrutar cada uno con sus colores y dar una lección de civismo y saber estar. Y los asturianos saben mucho de eso».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos