Un apasionado de la portería que destaca «por su humildad»

Iván Álvarez dio sus primeros pasos competitivos en la pista de Mareo, con el escudo del Sporting en el pecho. Allí permaneció hasta su etapa cadete, que completó en las filas del Manuel Rubio, y este verano trasladó sus guantes para defender la portería de La Asunción. «Lo querían equipos de una categoría superior, pero desde el primer día que vino con nosotros trabajó con una humildad y una tranquilidad impresionantes», señala su entrenador, Emilio González. El Covadonga, el club anfitrión del campo en el que se produjo su lesión, le mandó ayer un mensaje de ánimo, al igual que otras entidades asturianas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos