Fútbol

El Barcelona se aferra a Dembélé

Bartomeu llega a un principio de acuerdo con el Borussia Dortmund por, al menos, 120 millones de euros

RODRIGO ERRASTI

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, vive semanas muy convulsas al frente del club, que busca superar el mazazo recibido por el adiós de Neymar. Al menos, aprovechando el sorteo de la fase de grupos de la Champions en el Fórum Grimaldi de Montecarlo, Bartomeu pudo tener una reunión con el Borussia Dortmund para cerrar el fichaje de Ousmane Dembélé. El canal beIN Sports anunció horas antes de la gala europea un acuerdo por 120 millones fijos más 30 en variables, si bien el Barcelona seguía tratando de modificar el precio fijo. Los clubes desean terminar las negociaciones cuando antes, ya que la entidad alemana pretende saber ya este fin de semana qué hacer con Dembélé.

Bartomeu se presentó en Mónaco muy temprano. Tenía un día de lo más agitado, pese a que la principal gestión era quizá una que puede hacer, en teoría, cualquier día en Barcelona, y es reunirse con Leo Messi por el asunto de su renovación, pactada y anunciada en julio, pero no firmada. El argentino, que este jueves se supo que espera su tercer hijo con Antonella, no viajó con el presidente, sino después de entrenarse con sus compañeros por la mañana en Sant Joan Despí. Lo hizo al mediodía junto a Lieke Martens, fichada esta campaña por el equipo femenino y que estaba, al igual que Messi, nominada a mejor del año de la UEFA. Messi llegó al hotel Le Meridien a las 15:16 horas, donde estaba desde hacía muchas horas Bartomeu. Casi se encuentra en la puerta con Mino Raiola, agente de Zlatan Ibrahimovic y Paul Pogba, entre otros, que minutos antes había recomendado a Messi irse del Barcelona «para demostrar que es el mejor del mundo».

El presidente azulgrana supo por boca de Messi que no tiene intención de irse del club a ningún sitio y que firmará la renovación, tal y como tenía acordado. Además, explicó que las fotos con Neymar no fueron un pulso, sino una casualidad, y mantuvo un mensaje similar al que explicó Gerard Piqué de que si la plantilla quiere dar un mensaje a la directiva lo hace en privado y no a través de las redes sociales.

Bartomeu estuvo todo el día junto con el director general del Barcelona, Òscar Grau, y Raül Sanllehí, director de fútbol y negociador oficial del club. Además de sus tareas oficiales (reunión de la comisión interclubes de UEFA y reunión de la ejecutiva de la ECA) el objetivo principal era verse con los representantes del Dortmund, que desplazó junto al administrador general a su secretario técnico, Michael Zorc; y del Liverpool, para tratar de lograr ese ansiado acuerdo por Dembélé y desbloquear el de Coutinho.

Fotos

Vídeos