El Barcelona pretende rentabilizar los tropiezos de sus perseguidores

El líder, tras su derrota en Copa, quiere mantenerse invicto en la Liga pese a las bajas ante un Betis que con Setién juega con el estilo de los azulgrana

P. RÍOS BARCELONA.

Tras perder en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Espanyol (1-0) en un derbi que supuso la primera derrota azulgrana después de 29 partidos invicto, el Barça visita al Betis en la Liga, competición en la que sí espera mantener su estatus de equipo inaccesible para sus rivales. La misión de Ernesto Valverde es que el tropiezo copero no se convierta en el inicio de una mala racha en un momento clave de la temporada, con dos títulos en juego a la espera del regreso de la Champions.

Ter Stegen, Alba, Rakitic y Luis Suárez, que fueron suplentes en Cornellà-El Prat, volverán al once titular porque el torneo de la regularidad sigue siendo la prioridad para un equipo que perdió el trono la pasada temporada en manos del Real Madrid y que quiere recuperarlo. Las rotaciones, para la Copa.

El problema para el técnico azulgrana es que en sus planes para este mes de enero contaba con Coutinho y Dembélé para competir en ambos frentes con más garantías, pero el primero llegó lesionado (debería estar disponible en una semana, aproximadamente) y el segundo se volvió a romper recién reaparecido. Tampoco están enteros físicamente Iniesta, Mascherano, Paco Alcácer y Umtiti. Y a la acumulación de jugadores en la enfermería se suma la 'operación salida', con Rafinha ya comprometido con el Inter, Aleix Vidal acercándose al Sevilla, Deulofeu esperando que el Nápoles apriete por su fichaje, Mascherano pidiendo ya permiso para irse a China y Denis Suárez sospechando que él puede ser el siguiente. Por lo menos el central colombiano Yerry Mina ya tiene el transfer internacional, pero todavía no está compenetrado con sus compañeros ni conoce el sistema. En definitiva, Valverde no tiene mucho para elegir.

El Betis afronta el partido más descansado al no haber jugado Copa entre semana y en un gran momento, lanzado anímicamente por su 3-5 al Sevilla en el derbi, resultado que el equipo verdiblanco hizo bueno después ganando 3-2 al Leganés. El estilo de Quique Setién, que nunca ha ocultado que está basado en el del Barça de Johan Cruyff, está cautivando a la afición. Conlleva fragilidad defensiva, pero garantiza llegadas al área rival y juego de toque. Ya ganó al Madrid y se siente con fortaleza para superar al líder.

Las declaraciones de Setién indican su predisposición táctica. «Ojalá se dé un partido de 6-6», dijo. «Vamos a tener el balón y a ser valientes, pero espero que Messi esté pensando en la Copa y se reserve un poco para tener más opciones», agregó. Tiene las bajas de Sanabria, Campbell y Barragán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos