«Estoy bien. No quiero ser una víctima en una situación así», afirma Berizzo

IÑAKI COSTA SEVILLA.

Eduardo Berizzo, técnico argentino del Sevilla aquejado de un cáncer de próstata, quiso trasladar una imagen de normalidad y evitó en la medida de lo posible desviar la atención de los aspectos deportivos durante la conferencia de prensa que ofreció ayer, la primera desde que este miércoles se hizo oficial su grave enfermedad. Cuando el expreparador del Celta se presentó en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva sevillista, fue recibido entre aplausos por los periodistas asistentes.

«Me encuentro bien. No quiero ser el centro de atención ni una víctima por ningún motivo y mucho menos por esto. Me pongo a las órdenes de los médicos. En Villarreal encararé el partido como siempre lo he hecho y la semana que viene afrontaremos el problema. Son cuestiones a resolver en la intimidad, así que hablemos de fútbol», afirmó Berizzo, que evita marcarse plazos de recuperación. «Aún no hay nada, debo decidirlo aún con calma. No quiero distraer la atención. Nos espera un rival que juega muy bien al fútbol», aseguró antes de repartir agradecimientos «por todas las muestras de cariño que he recibido en los últimos días».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos