FÚTBOL

El calvario de Santi Cazorla

Santi Cazorla durante un partido con el Arsenal. / Reuters

Tras ocho operaciones, el jugador asturiano ve por fin la luz al final del túnel y comienza una nueva etapa en su recuperación

Dani Busto
DANI BUSTOGijón

El futbolista asturiano Santi Cazorla, lastrado por las lesiones desde el pasado noviembre, afronta esperanzado una nueva etapa en su proceso de recuperación, sobre todo, con la confianza de haber dejado atrás el quirófano de una vez por todas, después de haber sido operado hasta en ocho ocasiones en los últimos meses: la última de ellas, el pasado 30 de mayo.

El jugador del Arsenal se lesionó en el talón de Aquiles durante la disputa de un partido de Champions y desde entonces ha atravesado todo un calvario, ya que en estos meses llegó a coger bacterias en el quirófano, se le infectó un hueso de la pierna y la cicatriz de la operación no terminaba de cerrarse. Hasta le tuvieron que hacer un injerto de piel en la zona del tobillo.

“Es un caso inusual en el fútbol, porque se juntaron varias cosas. Ha sido un palo, pero hay que superarlo y ser optimista”, señaló ayer el propio futbolista, entrevistado en la emisora Cope. Cazorla, que no se marca plazos para su regreso a los terrenos de juego. En todos estos meses, el centrocampista reconoció que se ‘comía’ la cabeza en su casa, pero nunca perdió la confianza en “volver a jugar a fútbol y hacerlo a mi mejor nivel”. Ahora, el jugador ‘gunner’ espera que todo esto sirva para volver a sentirse futbolista y con buenas sensaciones “dentro del campo”.

Fotos

Vídeos