Castigo excesivo para el Caudal ante el Racing

Richard intenta conducir el balón ante la presión de un rival. / PARDO
Richard intenta conducir el balón ante la presión de un rival. / PARDO

El equipo mierense, que falló una pena máxima, suma una nueva derrota ante un Racing que llevó el peligro a la contra

ÁLVARO FERNÁNDEZ MIERES.

Seis jornadas consecutivas sin ganar empiezan a ser una losa demasiado pesada para el Caudal Deportivo. La última fue ayer ante un Racing de Santander (0-2) práctico, que mató a los mierenses jugando a la contra.

El comienzo del encuentro fue de dominio local, acumulando ocasiones y haciéndose acreedores de al menos un gol. Sin embargo, antes de cumplirse la media hora de juego. El Racing montó una rápida contra. Pau combinó con Óscar Fernández y éste fusiló a Rabanillo. El meta local realizó una intervención de mérito, pero el rechace cayó en las botas de Aquino que solo tuvo que empujarla para poner a los suyos por delante en el marcador.

Reaccionó el Caudal con un tiro al poste de Thaylor, que tuvo otro disparo al lateral de la red. Tras el paso por los vestuarios, el colegiado señaló penalti por una clara mano de Castañeda dentro del área en una jugada embarullada. Javi Sánchez fue el encargado de lanzar la pena máxima, pero su disparo se fue alto.

Lo intentó el Caudal, a pesar de ese varapalo, pero fue otra vez el Racing quién marcó. Granero, tras un rechace de la zaga local, marcó el segundo y cerró el partido.

Fotos

Vídeos