El Caudal estrena imagen sin resultado

El gijonés Josu Urbie dirigió su primer partido como técnico del Caudal. / J. M. PARDO
El gijonés Josu Urbie dirigió su primer partido como técnico del Caudal. / J. M. PARDO

El equipo de Josu Uribe, en el primer compromiso, del gijonés se mostró muy intenso en la primera mitad, pero acusó el esfuerzo en la segunda

ÁLVARO FERNÁNDEZ MIERES.

El Caudal Deportivo no pudo sumar un triunfo ante el Vitoria (1-1) en el estreno de Josu Uribe en el banquillo mierense, pese a que se vio un conjunto completamente diferente al de otras ocasiones.

El entrenador gijonés optó por formar con Borja Navarro y Javi Camochu en punta de ataque y se vio un equipo más conjuntado, muy intenso, con una constante presión sobre su adversario.

La primera ocasión local llegó en el minuto cinco. Iker Alegre botó un saque de esquina desde la derecha y su centro al segundo palo fue cabeceado por Adrián Llano directamente a las manoplas del meta Cebria. Insistía el equipo mierense y, tres minutos después, Javi Camochu probó fortuna con un disparo lejano que se marchó ligeramente desviado.

Marcaba los tiempos del partido el Caudal, que ejercía una intensa presión tras pérdida de balón. Javi Sánchez se hizo con un balón en la banda izquierda para posteriormente meter un centro al corazón del área. Allí se elevó Iker Alegre para cabecear el centro, pero el cuero impactó en la cabeza de Amelibia y acabó en las manos del portero visitante.

Apenas concedió el cuadro asturiano a su rival y, antes de cumplirse la primera media hora de juego, Iker Alegre intentó sorprender con un disparo lejano que acabó mansamente en poder del cancerbero vasco.

Fue el preámbulo del gol porque, un minuto después, un lanzamiento de falta de Armando Invernón fue prolongado por Adrián Llano al segundo palo, donde apareció Cristian para rematar el balón, con suspense, al fondo de las mayas y subir el 1-0 al marcador.

Tras el paso por los vestuarios, el escenario dio un giro de 360 grados. El Vitoria buscó un juego más directo e intentó buscar la espalda de los centrales locales. Sin apenas inquietar la meta de Rabanillo, en los primeros minutos del segundo acto, el equipo visitante se encontró con el empate a la salida de un córner. Tras un rechace, el balón le cayó a Ribeiro, que no dudó en disparar. La trayectoria del esférico se desvió tras impactar en el cuerpo de un defensa para batir a Rabanillo. Fue un jarro de agua fría para los de Uribe.

El gol no sentó nada bien al Caudal, que acusó el esfuerzo físico de la primera mitad y perdió el control del partido. Una circunstancia a la que se unió la lesión de Borja Navarro, que además trastocó los planes del entrenador. El equipo alavés se vino arriba y una acción en combinación entre Luis Lara y Fran Pastor acabó con una buena intervención de Rabanillo. Pero también tuvieron la suya los caudalistas tras una falta lateral botada por Richard que acabó en las botas de Thaylor. No obstante, el chut del atacante se marchó desviado.

Al final, reparto de puntos entre dos equipos que luchan por abandonar los puestos bajos de la clasificación. Con este empate y los que se produjeron en el resto de campos, los mierenses siguen penúltimos en la clasificación, con los mismos puntos que el colista y a cuatro del puesto de promoción por la permanencia, que ocupa precisamente el Vitoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos