FÚTBOL

El Caudal prepara el centenario

Aficionados del Caudal Deportivo de Mieres celebran el último ascenso de su equipo a la Segunda División B.
Aficionados del Caudal Deportivo de Mieres celebran el último ascenso de su equipo a la Segunda División B. / Jesús Manuel Pardo

Cumplirá un siglo en 2018. El Caudal goza de una buena situación económica y se mantiene, un año más, en Segunda División B

JUAN SAN MARTÍN

La temporada 2017-2018 ya ha comenzado para todos los equipos de fútbol, con fichajes, ventas y la confirmación de amistosos para preparar el curso futbolístico. Esta no será una temporada normal para el Caudal Deportivo de Mieres, ya que esta es la campaña en la que celebran su centenario. Cien años de sentimiento caudalista que, en la actualidad, vive momentos de estabilidad, con el club en una buena situación económica y deportiva, tras mantenerse un año más en la Segunda División B, y como el club más laureado de la Tercera División a nivel nacional, con quince títulos.

«Después de la familia y los amigos, el Caudal lo es todo para mí. Algo más que un sentimiento», comento orgulloso Roberto Ardura, presidente de la entidad. Su club, todo un sentimiento, comenzó su andadura en 1918 como Racing Club de Mieres. No fue hasta 1941, cuando una ley prohibió los extranjerismos, cuando adoptó su actual denominación, Caudal Deportivo de Mieres. En sus primeros años, compitió con equipos de la talla del Real Sporting de Gijón o el Real Oviedo, sin embargo, con la creación de las categorías nacionales, no logró dar el salto y se quedó anclado en la regional preferente asturiana.

El club

Fundación.
El mes de julio del año 1918.
Estadio.
Hermanos Antuña (capacidad para 2.940 espectadores).
Temporadas en Segunda.
Siete campañas -el cuarto, su mejor puesto-.
Temporadas en Segunda División B.
Trece campañas.
Temporadas en Tercera División.
Cincuenta y una campañas.
Títulos.
Quince veces campeón de Tercera División -record absoluto en España- y tres veces campeón de la Copa Federación -nivel autonómico-.
Leyendas.
Tati Valdés; José Ramón Fuertes; Juan Antonio Ruidíaz, ‘Moli’; Carlos Mario; Miguel Ángel Guerra; Iván Parra y Eduardo Cobles.
Presidente.
Roberto Ardura Espín.
Entrenador.
Paco FernándezGómez.

La época dorada del club

El primer ascenso no le llegó hasta la campaña 1945-1946 y el primer título de campeón de Tercera División lo alcanza en el año 1950. A pesar de lograr el campeonato, el Caudal no logra el ascenso tras no superar la fase final. Una temporada después consigue el ansiado ascenso a Segunda División, en la que se mantuvo durante siete campañas. Fue la mejor época del club mierense en su historia. En estos años en la categoría de plata, consiguió una más que meritoria cuarta plaza. Fue en el año 1956. La vuelta a Tercera se consuma en 1957-1958, dando comienzo a una etapa con continuas decepciones, ya que la década de los sesenta la pasaría íntegramente en esta categoría, donde logró tres títulos más pero desaprovechó todas las oportunidades de volver a la Segunda División.

«Dediqué parte de mi vida al Caudal, primero como jugador y después como presidente», comenta Juan Antonio Ruidíaz, más conocido como ‘Moli’, que jugó durante quince temporadas en el conjunto mierense, convirtiéndose en el jugador que más partidos disputó con la zamarra blanca en la historia del club. «Disfrutaba entrenando y jugando», reconoce, a pesar de su estancia coincidió con los años en Tercera División. Con la llegada de los setenta, la situación no cambio, sufriendo para mantener una categoría que perdería en 1975, con el descenso a la Regional Preferente asturiana.

Los once jugadores que lograron el último ascenso a Segunda B. Algunos de los jugadores que estuvieron cerca de lograr el ascenso a Segunda en 2013. La afición del Caudal anima a su equipo durante el playoff de ascenso del curso 2012-2013. / J. M. Pardo

Tan solo un año se mantuvo en esta división, logrando el ascenso a Tercera y, más tarde, a Segunda División B, gracias a la reestructuración del fútbol español que tuvo lugar en la temporada 1977-1978. El conjunto de la villa de Mieres no se adaptó a la nueva categoría y descendió dos años después. En la década de los ochenta consiguió dos títulos más en Tercera División, ascendiendo a la división de bronce en 1986.

«Estoy muy agradecido porque me dieron la oportunidad de jugar en casa», comenta Miguel Ángel Guerra, uno de los jugadores más destacados del club durante esta década. «Me ficharon tras verme jugar contra ellos cuando militaba en el Gijón Industrial. Coincidí con grandes jugadores y viví doce temporadas geniales», dice Guerra. Carlos Mario fue otro de los protagonistas durante ese periodo. «Pasé toda mi vida en el Caudal, por todos los estamentos del club», recuerda el jugador, quien recibió la insignia de oro cuando se retiró, en 1994.

En los años noventa lograron hasta cuatro títulos más de Tercera y el ascenso a Segunda División B, en 1997, en donde permaneció durante cinco temporadas. Al año siguiente, se alzó con su undécimo título, con el consiguiente ascenso. Sin embargo, en esta ocasión, tan solo duró un año en la categoría de bronce del fútbol español. La misma situación que se repitió entre los años 2009 y 2011.

Con Ardura como presidente el conjunto del Hermanos Antuña vive los mejores momentos de su reciente historia.

Segunda división

En la campaña 2011-2012 alcanzaron su decimocuarto campeonato de Tercera División, consiguiendo el ascenso contra el Yeclano en el playoff. «En el partido de vuelta contra el Yeclano, viví mis mejores momentos como presidente, era un sensación especial», recuerda Roberto Ardura. En la temporada siguiente logra la mejor campaña de su historia en Segunda División B, acabando en la cuarta posición y jugando la fase de ascenso a la categoría de plata. Un gran playoff en el que el equipo dirigido por Paco Fernández derrotó al Cartagena en la primera ronda, pero no pudo con el Hospitalet que les apartó del sueño del ascenso y de la vuelta a la Segunda División más de cincuenta años después.

La campaña siguiente no fue como se esperaba y, tras un mal año, volvieron a la Tercera División tras caer con el Atlético de Madrid B en el playoff de permanencia. Una Tercera en la que tan solo estuvieron dos años. En el primero de ellos no lograron el ascenso en la fase final, pero en su segunda campaña cosecharon los mejores resultados de su historia en esta categoría, marcando récord tras récord y logrando su decimoquinto título, con Iván Ania al frente del equipo. En el playoff sufrieron un percance en primera ronda, donde caerían ante el Boiro gallego, pero superaron con solvencia las dos rondas siguientes eliminando al Cayón de Cantabria y al Haro riojano, consiguiendo así el ansiado ascenso a Segunda División B, categoría en la que actualmente militan tras lograr la permanencia en el último partido el curso pasado.

El futuro

En un año tan especial como es éste del centenario, desde la directiva del Caudal apuntan a que será una temporada ilusionante. «Estamos en una muy buena situación económica. Hay pocos equipos en España que no tengan ni un solo euro de deuda», comenta Roberto Ardura. El ascenso aparece en el horizonte del conjunto de Mieres, pero lo hace como una meta difícil de alcanzar a día de hoy.

«Para lograr el ascenso de categoría hacen falta tres premisas: tener un buen equipo, que estamos intentando hacer un esfuerzo y traer a los mejores jugadores posibles; dinero y, por último, que la afición esté con el equipo y acuda al campo», explica. Y es que para Ardura hace falta más sentimiento caudalista en la ciudad.

Los ex jugadores del conjunto mierense coinciden con la idea de su presidente, e incluso, Carlos Mario, califica la opción del ascenso como «un sueño». Guerra es más optimista y cree que «si casi le logra hace un par de años, porque no podemos conseguirlo este año». Mientras, ‘Moli’ secunda el mensaje de Ardura y hace referencia a que «no hay dinero para poder subir». Y es que el Caudal es un equipo que no cuenta con ayudas por parte de las instituciones, algo que el presidente lleva solicitando desde hace tiempo. «Necesitamos más ayudas por parte del Ayuntamiento y de la Administración central», reprocha.

Actos del centenario

En este año tan especial, el club también tiene previstos actos y actividades conmemorativas. Desde la directiva de la entidad mierense están trabajando en los festejos que se llevarán a cabo para celebrar la efeméride. «Queremos que el nombre del Caudal aparezca a nivel nacional», apunta el presidente.

Un triangular entre los equipos de veteranos del Caudal, el Real Oviedo y el Real Sporting de Gijón, o la celebración en el Hermanos Antuña de un partido internacional de la selección (categoría Sub-19) son algunas de las propuestas que se barajan y que están ahora sobre la mesa.

Fotos

Vídeos