Fútbol

El Caudal recibe a la Unión Deportiva Logroñés, el último rival al que logró ganar en Liga

ÁLVARO FERNÁNDEZ MIERES.

Con la visita de la Unión Deportiva Logroñés al Hermanos Antuña (18.30 horas, TPA), el Caudal completa una vuelta sin ganar. Dieciocho jornadas desde que el cuadro mierense asaltó el estadio de Las Gaunas (1-2), con goles de Iker Alegre y Borja Prieto, para traerse los tres puntos al Principado.

Desde aquel 24 de septiembre, los caudalistas han sumado seis empates y doce derrotas. Un pobre bagaje que ha dejado al equipo blanquinegro a siete puntos de la promoción por la permanencia, que actualmente ocupa el Vitoria, y a once de la salvación que ahora marca el Izarra. De ahí la necesidad de cortar la mala dinámica con un triunfo que les permita seguir con 'vida' y poder continuar luchando por la salvación.

Poco tiene que ver el equipo de Mieres con el que venció en Logroño tras la salida de once futbolistas en el mercado invernal y la llegada de diez nuevos jugadores, además del relevo en el banquillo que ahora ocupa Josu Uribe.

De cara a la cita de esta tarde el técnico gijonés seguirá sin poder contar con el lesionado Alberto Gómez. Una ausencia a la que se une Adrián Llano debido a unas molestias musculares. A lo largo de la semana arrastraron problemas Seger y Pelayo. El defensa mierense se perdió el último partido debido a una sobrecarga, aunque los dos futbolistas ya están a disposición del entrenador. Con estas premisas, Uribe podría formar con Óscar Santiago; Cristian, Catú, Calahorro, Polaco; Íker Alegre, Alberto González, Borja Prieto, Niko; Camochu y Borja Navarro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos