Al Ceares le faltó pegada para imponerse en el Suárez Puerta

Luis Nuño trata de salvar la salida del meta cearista Nacho. /  MARIETA
Luis Nuño trata de salvar la salida del meta cearista Nacho. / MARIETA

El equipo teyero jugó más que un Avilés muy flojo, pero no fue capaz de generar ocasiones y rompe su racha de dos derrotas consecutivas

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Real Avilés y Unión Ceares acabaron el partido como lo empezaron, con empate sin goles, en un duelo aburrido en el que fueron mejores los teyeros, aunque sin crear ocasiones claras de gol ante un Avilés que no remató a portería. El conjunto cearista rompe con el empate su racha de dos derrotas seguidas y el blanquiazul sale del descenso.

El partido tuvo poco ritmo y fue el equipo gijonés el mejor dispuesto para llevarse una victoria que no alcanzó por su falta de pegada. Con el avilesino Juanín Menéndez a los mandos como generador del fútbol, el Ceares tuvo el balón, el dominio y las llegadas, pero no encontró nunca el momento de crear la ocasión propicia para marcar.

Tras el descanso Xiel logró ajustar mejor las líneas del Avilés y el arranque de la segunda parte trajo una leve mejoría y la única ocasión local, a los 53 minutos tras un saque de esquina. Se produjo un barullo, Nacho rechazó un primer remate de Luis Nuño y un defensa el posterior de Santa.

Pero el Ceares seguía jugando mejor y durante un cuarto de hora su dominio fue insistente, pero con el mismo resultado. Juanín creó numerosas aproximaciones que morían en el área. El Avilés mejoró con la entrada de Coutado y Adama, que dieron más capacidad de manejar el balón. Así, las fuerzas se igualaron hasta que en el minuto 79 Chery vio la tarjeta roja por agarrar a Anselm cuando se iba hacia el área, con el portero como único obstáculo.

Esa superioridad numérica no fue suficiente para que el equipo de Xiel lograse percutir en el área rival. El Ceares, que había dado el lógico paso atrás, tuvo incluso la victoria en la última jugada del partido. Juanín, tras recibir de Natán, largó un zurdazo a media altura desde la frontal que rechazó en una gran parada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos