El San Claudio da un golpe de autoridad y amarra el liderato

Rojo, del Madalena Morcín, conduce el balón ante Mario, del San Claudio. /  ÁLEX PIÑA
Rojo, del Madalena Morcín, conduce el balón ante Mario, del San Claudio. / ÁLEX PIÑA

G. BÁRCENA SAN CLAUDIO.

El San Claudio resolvió con victoria su trascendente duelo contra el Madalena de Morcín, equipo que llegó al José Ramón Suárez tras encadenar once triunfos consecutivos y que pudo haberle arrebatado el liderato en caso de sumar los tres puntos.

1 SAN CLAUDIO

0 MADALENA DE MORCÍN

San Claudio:
Rodrigo; Julio, Mario, Aldo, Gabri; Jaime, Carly, Bujanda (José, m. 84), Miki; Luis Vega y Diego (Granda, m. 89).
Madalena de Morcín:
Javi Doldán; Dani, Borja, Carlos, Pelayo; Nacho, Manu, Vila (Juanín, m. 79), Rojo (Jaime, m. 60); Pablo Díaz y Pibe.
Gol:
1-0: minuto 39, Luis Vega.
Árbitro:
Buergo González, de Gijón, que tuvo una buena actuación. Mostró la amarilla a Aldo, Julio, Carly y Luis Vega, del San Claudio, y a Carlos, Borja, Pablo Díaz y Juanín, del Morcín
Incidencias:
mejor entrada de la temporada en el José Ramón Suárez, con unos 200 espectadores.

Con estos ingredientes, la emoción estuvo presente a lo largo de los 90 minutos, si bien en el primer periodo los dos contendientes se respetaron en exceso y, aunque el dominio fue alterno, apenas se produjeron ocasiones de peligro. Lo más destacable de esta primera mitad fue sin duda el gol, que a la postre supuso el triunfo local y que llegó en el minuto 39, cuando Luis Vega aprovechó un gran pase de Carly para batir a Doldán en su salida tras anticiparse a la defensa del Madalena de Morcín.

Más vistosa resultó la segunda parte, en la que los hombres de Borja Menéndez se replegaron y cedieron espacio a los visitantes, que avisaron pronto con un disparo de Pablo Díaz, que despejó Rodrigo en una gran intervención.

En el minuto 53, tras el saque rápido de una falta, Bujanda remató en buena posición, pero desviado.

Lo volvió a intentar el visitante Pablo Díaz, que se revolvió en el área y disparó demasiado alto.

En pleno acoso visitante, llegó un centró al área del local Jaime al que no llegó Borja, en posición óptima.

Rodrigo tuvo que lucirse para despejar un remate de Vila y, ya en el tiempo añadido, el local Granda obligó a intervenir a Doldán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos