La conexión gala da vida a la Liga

Gameiro agradece a Griezmann la asistencia del primer gol. /  REUTERS
Gameiro agradece a Griezmann la asistencia del primer gol. / REUTERS

Gameiro autor de un gol a pase de Griezmann y de una asistencia a Costa, descerrajó a un Athletic muy defensivo y errático.

IGNACIO TYLKO MADRID.

El Atlético necesitó que entrase Kevin Gameiro en lugar de un intrascendente Koke para descerrajar a un ultradefensivo Athletic, después de una hora larga de partido, y mantener viva la llama de la esperanza de poder pelearle el título al Barça. Justo pero trabajado triunfo abierto con un gol del exsevillista, que se estrenó como artillero liguero en el Metropolitano con un tiro cruzado tras asistencia de Griezmann, su mejor socio en el equipo. Y sellado por un Diego Costa que, sin estar todavía a punto, es una amenaza permanente para cualquier defensa. Marcó el hispano-brasileño tras un buen pase de Gameiro, el revulsivo del Atlético y el jugador del partido. Un dato revelador: de sus 24 goles como colchonero, 10 se los ha dado Griezmann. Entre ellos, los tres últimos.

Salieron muy fuerte los colchoneros, tocando bien y con fluidez en el centro del campo entre otras cosas porque Thomas distribuye mucho mejor el juego que Gabi. Parecía una continuación del buen partido que hicieron en Copenhague. Con ese inicio, daba la sensación de que pasarían por encima de los 'leones', pero de eso nada.

Es cierto que el Athletic ni se acercó en el primer acto a los dominios de Oblak, pero tampoco Kepa tuvo que intervenir. Casi todas las acciones del Atlético terminaron con un último pase fallido.

Koke se perdió tan escorado a la izquierda, Griezmann conectaba poco entre las líneas enemigas y Costa estaba precipitado e incómodo. Se ganó una amarilla por hacer el gesto de estar loco a un integrante del colectivo arbitral que pudo costarle más cara. Desde la jugada polémica, en la que el colegiado no consideró penalti un derribo de Núñez a Costa, apenas ocurrieron cosas antes del descanso.

Se inició la segunda mitad con Godín en lugar de Lucas, renqueante desde un golpe fortuito de Williams. Como dominaba pero sin grandes ocasiones, Simeone realizó a falta de más de medio hora un cambio tan ofensivo como acertado. Fuera Koke y dentro Gameiro. Griezmann partió a partir de ese momento desde la banda. Y mejoró sus prestaciones. Enseguida llegó el primer gol, fruto de la conexión francesa y de una pérdida de balón de los bilbaínos en zona de alto riesgo, más propia de cadetes.

Después, aplausos a Griezmann cada vez que fue a lanzar un saque de esquina. Ovación que llegó horas después de que Simeone dijera que si estuviera en la grada haría cualquier cosa para que Antoine siguiera. Con el Athletic sin capacidad de reacción, el Atlético disfrutó de más espacios y cerró el triunfo tras un pase en profundidad de Gameiro a Costa, que superó a Kepa con suma facilidad. De nuevo, gran ayuda de los bilbaínos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos