Análisis

Con el corazón partido

Dioni ante Marco Llorente./EFE
Dioni ante Marco Llorente. / EFE

El Fuenlabrada consiguió un meritorio empate al descanso ante el cuadro de Zinedine Zidane y cayó derrotado tras dos penas máximas

GONZALO BARQUILLAMadrid

El Fuenlabrada vivió el derbi más importante de su historia. Las sensaciones en la previa no podían ser mejores. Choque inédito, buena racha en liga, bloque bien organizado y, sobre todo, ilusión. Las gradas eran el espejo del color azul local. Los ciudadanos fuenlabreños, inmersos en dudas por quién apoyar, si Fuenlabrada, o Real Madrid, gozaron en la previa de una tarde soleada y calurosa. Qué mejor escenario para ver un partido de fútbol que quedará para la historia.

La primera parte fue un reflejo del Fuenlabrada liguero. Aguante atrás, y salidas a la contra. La más clara para los blancos fue un balón al larguero de Marcos Llorente. El Madrid no tenía las ideas claras y el humilde equipo de Segunda B le puso en apuros en los primeros 20 minutos con llegadas a balón parado. No duraría mucho pues el Madrid, con su calidad, ya apretaba cerca del descanso aunque sin fortuna.

El Fuenlabrada acabó con empate a cero la primera ante el campeón de Europa. Todos lo hubieran firmado. Los hombres de Antonio Calderón no se echaban sonrisas con los rivales, iban al choque con todo, con la mayor de su fuerza interior.

El ‘Fuenla’, sin embargo, cayó derrotado de la manera más fría. Dos penaltis, sobre todo el primero muy dudoso, más la condición de jugar con uno menos por la expulsión de Candela en la segunda pena máxima señalada, tumbaron la ilusión del municipio del sur de la Comunidad de Madrid. Se esperaba un Madrid que aplastara, pero venció sin lucirse.

Fotos

Vídeos