Cristian descerraja un trabado duelo

Bertín no llega a un centro y el portero visitante despejó el peligro en una de las ocasiones del filial. /  ARNALDO GARCÍA
Bertín no llega a un centro y el portero visitante despejó el peligro en una de las ocasiones del filial. / ARNALDO GARCÍA

Al filial rojiblanco le faltó la frescura habitual, pero supo aguantar los arreones de su rival y enlaza ya siete triunfos consecutivos El Sporting B sigue líder tras superar a un Leioa que mandó dos tiros a la madera

DANI BUSTO GIJÓN.

El Sporting B sigue en la cresta de la ola y se mantiene como líder de su grupo en Segunda B, además de enlazar ya siete triunfos consecutivos. El filial rojiblanco venció al Leioa en un partido trabado que se resolvió gracias a un solitario gol de Cristian Salvador, anotado en la segunda parte. El conjunto vasco, muy correoso, envió dos disparos a la madera.

La primera parte fue poco vistosa para el espectador, llena de imprecisiones y balones en largo que casi nunca llegaban a su objetivo. La lucha en el centro del campo fue intensa, y en ese aspecto el Leioa ganó la batalla, aunque sin lograr después crear peligro sobre la meta defendida por Dani Martín.

El filial sportinguista buscó desde el principio las transiciones rápidas, con balones a las bandas para aprovechar la velocidad de Traver y de Bertín. El primer acercamiento rojiblanco fue tras una buena combinación en la que Pedro asistió a Claudio, en el vértice del área. El delantero leonés sacó un disparo cruzado que obligó a estirarse al meta visitante, Etxeberría.

Sin embargo, el Sporting B no tenía su habitual fluidez. Le costaba zafarse de la fuerte presión ejercida por el Leioa, que mandaba en el centro del campo, con Ariondo y Nico Springolo como referentes.

Una desafortunada acción provocó la lesión de Isma Aizpiri, que tuvo que retirarse en camilla a los veinte minutos de partido. El rojiblanco ganó una disputa por alto, pero apoyó mal el pie izquierdo al caer al suelo y se lesionó. En su lugar entro Cristian Salvador.

El peligro rojiblanco llegaba por las bandas. Eran las únicas vías abiertas, y siempre gracias a las rápidas transiciones. Un centro de Berto Espeso fue rematado de cabeza por Claudio. El balón ganó altura, pero llegó a despejar Etxeberría con el puño. Por el centro tan solo encontró un hueco Cristian Salvador, que asistió para Claudio, de espaldas a portería. Este dejó el balón a Cayarga, ya dentro del área, y su centro se paseó por el área pequeña. Nadie llegó al remate, pero sí lo hizo Traver, desde la otra banda, para sacar un centro chut que puso el '¡uy!' en la grada. Poco después, Bertín estuvo a punto de llegar a rematar un centro de Ramón enviado al área pequeña.

En la primera parte, el Leioa solo probó los guantes de Dani Martín en el lanzamiento de una falta. El disparo de Leandro, por encima de la barrera, obligó a estirarse al meta rojiblanco para despejar.

Con muchas imprecisiones y pelotazos se llegó al descanso. En la segunda parte se mantuvo el mismo guión, aunque el Sporting B logró abrir la lata tras un saque de esquina, en una acción en la que el balón se paseó de una banda a otra. Finalmente, Cayarga asistió hacia la frontal del área, donde llegó Cristian Salvador para rematar de primeras y poner por delante al filial gijonés.

En los últimos veinte minutos de partido, el Leioa adelantó líneas y rondó con más frecuencia el área rojiblanca. Aitor Aspas envió un remate a la escuadra, tras disparar desde la frontal. No pudo el conjunto asturiano cerrar el partido a la contra, y volvió a sufrir un susto, esta vez con una chilena de Óscar García desde dentro del área, que dio en la cepa del poste y se marchó fuera.

Ya en el tramo final, Dani Martín estuvo atento para resolver los últimos acercamientos del conjunto vasco y mantener su puerta a cero.

El Sporting B suma tres puntos más y enlaza, con la de ayer, su sexta victoria consecutiva como conjunto local.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos