Violencia machista

Detenido el exfutbolista De Pedro, acusado de agredir a su pareja

Javier de Pedro accede a los juzgados de San Sebastián, en una imagen de archivo. /Juan Herrero
Javier de Pedro accede a los juzgados de San Sebastián, en una imagen de archivo. / Juan Herrero

El exjugador fue puesto a disposición judicial y ha quedado en libertad con cargos

REDACCIÓN

El exfutbolista Javier De Pedro (Logroño, 1973) fue detenido por agentes de la Ertzaintza bajo la imputación de haber agredido a su compañera sentimental. El acusado fue puesto a disposición judicial y ha quedado en libertad con cargos, según ha podido confirmar 'Diario Vasco' de fuentes solventes.

El Departamento de Interior del Gobierno Vasco tuvo constancia del arresto de un hombre en la madrugada de ayer en San Sebastián, en torno a las tres de la mañana. A esa hora la Ertzaintza recibió el aviso de que se había producido un caso de violencia contra una mujer. Aunque la identidad del presunto agresor no fue desvelada, 'Diario Vasco' ha confirmado que se trata del exjugador De Pedro. Personados los agentes en el lugar, el exfutbolista acabó detenido y su pareja atendida en un centro sanitario de la capital guipuzcoana. Ambos residen bajo el mismo techo en Pasaia.

La noticia de su detención cayó como un jarro de agua fría entre los exfutbolistas y compañeros que tienen relación con De Pedro y con los que suele entrenarse al menos una vez por semana en las instalaciones de la Real en Zubieta. De Pedro trata de participar en todas las actividades relacionadas con el fútbol en las que es requerido. No hace mucho tomó parte en el proyecto 'Reminiscencia' para personas mayores con deterioro cognitivo junto a Bixio Górriz, Idígoras y Loinaz, y también recientemente se unió a la expedición realista que viajó a Macedonia para presenciar en directo el partido de la Real correspondiente a la Europa League. De Pedro colgó fotografías de ese viaje en su cuenta personal de Twitter, en las que aparece con Iñigo, Xabi Prieto y De la Bella, con los que mantiene relación.

No es la primera vez que De Pedro se ve involucrado en hechos relacionados con la Violencia de género En julio de 2010 fue condenado a penas que sumaban 51 días de trabajos en beneficio de la comunidad por un delito continuado de amenazas sobre una expareja suya, además de por una falta de injurias. Según se recogía en esa sentencia, el inculpado había enviado a su expareja «numerosos» mensajes de texto al teléfono móvil con expresiones amenazantes así como con frases de menosprecio, alguna de ellas de contenido sexual. Antes del inicio de la vista, la Fiscalía y el acusado llegaron a un acuerdo por el que el inculpado admitía los hechos y aceptaba una condena de 42 días de trabajos en beneficio de la comunidad por el delito continuado de amenazas contra la mujer y de otros 9 nueve por una falta de injurias.

Al inculpado se le impuso una orden de alejamiento, según la cual durante un año y cuatro meses De Pedro no podría acercarse a menos de 300 metros de la víctima ni tampoco al domicilio, lugar de trabajo o cualquier lugar donde se encuentre.

Dos años antes, en 2009 se enfrentó a una petición de un año de cárcel por conducir presuntamente ebrio y con el carnet retirado. De Pedro conducía un turismo por la avenida de Letxumborro de Irun y una patrulla de la Ertzaintza le dio el alto. El documento de la Fiscalía explicó que los agentes apreciaron en el exfutbolista «manifiestos síntomas de hallarse bajo la influencia de la ingesta de alcohol, con ojos enrojecidos y brillantes», así como un «estado eufórico y agresivo» en el inculpado. La prueba de alcoholemia dio un resultado de 0,74 miligramos de alcohol por litro de aire espirado y 0,76 miligramos un cuarto de hora más tarde, cuando el máximo permitido es de 0,25. La Fiscalía consideró que estos hechos eran constitutivos de un delito contra la seguridad.

325 partidos en la Real

El exjugador trataba en los últimos meses de poder sentarse en algún banquillo como técnico. Recientemente ha hecho el curso de entrenador nacional avalado por la FIFA, que solo pueden sacarlo quienes han sido internacionales o han jugado más de ocho temporadas en Primera como él. De Pedro lo mismo ve por televisión un partido de fútbol de la liga holandesa que un partido de cadetes en cualquier campo de nuestro territorio. El fútbol es su vida y hoy sigue manteniendo múltiples contactos.

Desde que dejó el fútbol profesional, De Pedro ha tratado de mantenerse ligado al deporte. Hubo un tiempo en el que se entrenaba a pelota. El frontón de Sagüés era su cita obligada casi todas las tardes. Aunque ya no luce el físico de futbolista profesional no se le da nada mal la pelota a mano. Jugaba de delantero, por supuesto, mostraba potencia, pero también sabía jugarse unas dejadas desorientando al contrario mirando a un lado y lanzando la pelota al otro.

De Pedro llegó a la Real siendo juvenil y pasó después por el filial hasta debutar con el primer equipo en noviembre de 1993. Jugó 325 partidos con la Real Sociedad, entre Liga, Copa y competiciones europeas (Champions y UEFA), sumando 52 goles y numerosas asistencias. Su mejor campaña fue la 2002/03, la del subcampeonato, con Kovacevic, Nihat, Karpin, Xabi Alonso...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos