Ligue 1

Asciende a 26 el número de heridos durante el Amiens-Lille

El accidente ocurrido en el Estadio de la Licorne. / Afp

El gol de Ballo Toure provocó una avalancha de los hinchas visitantes

EFE

El número de heridos en la avalancha de hinchas producida hoy durante el encuentro entre el Amiens y el Lille de Marcelo Bielsa ha ascendido a al menos 26, cuatro de ellos graves.

Los datos, divulgados por la delegación del Gobierno, actualizan el primer balance dado por los bomberos, que situaba en 18 los heridos, tres de ellos graves.

Los más graves presentan fracturas, de acuerdo con las autoridades locales.

Por este incidente, producido en el estadio de la Licorne del Amiens (capacidad para 12.000 espectadores), el ministro del Interior, Gérard Collomb, anunció en las redes sociales que se ha accionado el plan "Novi", específico para accidentes con víctimas numerosas.

Pasado el cuarto de hora de partido, el gol de Ballo Toure, que ponía por delante a los visitantes, propició agitación en la zona en la que estaban ubicados los seguidores del Lille, que causó la caída de la valla que los separaba del terreno de juego. Los hinchas cayeron desde una altura de un metro y medio, aproximadamente.

El árbitro Thomas Leonard decretó entonces una interrupción del partido, correspondiente a la octava jornada del campeonato local, y, posteriormente, la Liga francesa decidió la suspensión del mismo por razones de seguridad.

Al término del encuentro, Bernard Joannin, el presidente del Amiens, club recién ascendido a Primera División, acusó a los hinchas del Lille del accidente.

"Se abalanzaron de forma desordenada sobre la barrera, que estaba en perfecto estado", denunció Joannin.

Sin embargo, los medios franceses han cuestionado la calidad de los equipamientos del estadio y recordaron que su estado es vetusto, a pesar de que fue inaugurado en 1999.

Cuando Fodé Ballo-Touré se dirigía hacia los aficionados del Lille tras su gol, los seguidores se avalanzaron sobre la valla que separaba la tribuna lateral del césped. Decenas de ellos cayeron al suelo, aplastados por sus compañeros.

El partido fue interrumpido en el minuto 16, por el árbitro Thomas Leonard, que mandó a los dos equipos a los vestuarios.

Los periodistas de Bein Sports en el lugar, que estaba a pie de campo, hablaban de "10 a 15 heridos", afectados "en las piernas y en la caja torácica".

A continuación se vivió una escena de confusión, con miembros de la Cruz Roja y bomberos realizando los primeros auxilios a los heridos, delante de los antidisturbios en el césped. Otros aficionados fueron evacuados.

Cánticos contra Amiens se escucharon también en la zona de los aficionados del Lille, mientras los seguidores locales respondieron con silbidos.

El Estadio de La Licorne de Amiens está en período de trabajos de renovación, y la tribuna lateral que está situada frente a la del accidente está cerrada por obras.

Pasado el cuarto de hora de partido, el gol de Ballo Toure, que ponía por delante a los visitantes, propició la agitación en la zona en la que estaban ubicados los seguidores del Lille, que causó la precipitación de la verja.

La mayoría de los aficionados regresó a la tribuna, pero otros quedaron en el suelo. Los servicios médicos trasladaron en camilla a los afectados.

El choque fue suspendido tras una reunión entre las fuerzas de seguridad y los responsables del estadio.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos